Análisis jornada 1

Share on LinkedIn0Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Email this to someoneShare on Google+0Pin on Pinterest0
Photo CC by  Seattle Department of Transportation
Photo CC by Seattle Department of Transportation

¡Vamos que nos vamos! ¡Por fin empezó la competición! Que largo se nos ha hecho, pero que ahora el balón ha vuelto a volar y los guerreros vuelven a inflarse a guascas a nivel de tierra, nosotros, los fans, podemos volver a nuestra vida de encierro y meditación cada domingo por la tarde.

Vamos a ver qué nos ha deparado esta primera jornada.

El festival se abrió, como viene siendo tradición, en casa del campeón. Los Seattle Seahawks se enfrentaban a unos muy reforzados Green Bay Packers que parten como uno de los grandes candidatos al anillo. Se esperaba un partido muy igualado, pero los Packers apenas pudieron aguantar un cuarto al poderosísimo campeón.

Photo CC by  Mike Morbeck
Photo CC by Mike Morbeck

La misma propuesta de siempre, defensa asfixiante apoyada en una secundaria que seca todas las opciones de pase, y un ataque basado en la calidad de Russell Wilson que es capaz de fintar hasta el infinito mientras busca al receptor, y en la potencia del gran Marshawn Lynch. Si a eso le sumamos Percy Harvin destrozando en jugadas sweep, apaga y vámonos. La temporada es muy larga, esto es solo el primer partido, pero el que crea que estos Seahawks no siguen siendo el equipo a batir, que tire la primera piedra.

El domingo volvió el atracón habitual en el horario de las 19:00 de la tarde. Yo estuve siguiendo el Redskins-Texans, y prestando especial atención al Jaguars-Eagles, al principio de la tarde, y poco a poco fui cambiando al duelo sureño entre Saints y Falcons, en el que las espadas estaban en todo lo alto.

Elegí el partido de Houston por dos cosas: por un lado me apetecía ver la dupla Clowney-Watt en acción, y por otro, quería ver si el ataque de los Redskins, bajo la batuta de Jay Gruden, y la adquisición de DeSean Jackson, podía devolver la alegría al gran RGIII. En el primer cuarto la defensa de Houston demostró de lo que es capaz, con Watt y Cushing destrozando, los Redskins alargaban su sombra de tristeza del año pasado. Tan solo momentos estelares de Morris y de Helu hacían albergar ciertas esperanzas.

Photo CC by  Bill Dickinson
Photo CC by Bill Dickinson

A todo esto, Clowney pasó más bien inadvertido, y para desgracia de los tejanos, se marchó lesionado antes del descanso con un problema de menisco y ya han dicho que tendrá que estar entre 4 y 6 semanas de baja. Lo malo para los de Houston es que su ataque está bajo los mandos de Fitzpatrick. Lo siento chicos, ese quarterback no da para más. Lo peor no es eso, lo peor es que aún así, es mejor que Schaub. Victoria de Houston tras 14 derrotas seguidas de la temporada pasada, pero aficionados de los Texans, no os alegréis en demasía, la victoria fue a costa de los Redskins. Aficionados de los Redskins, ¡preocupaos!

Del resto de partidos simplemente he visto resúmenes porque no tengo todo el tiempo que me gustaría para ver partido tras partido, aunque ya tendré semanas mejores jejeje. A modo de resumen general de la jornada:

Saints-Falcons: parece que la recuperación de Jackson, Julio Jones y Roddie White, que se marchó lesionado en la segunda parte, han vuelto a poner a los de Atlanta en el sitio en el que la gran mayoría creemos que deben estar a los mandos de ese pedazo de quarterback. Por contra, que te metan esa paliza en ataque, dice muy poco de la defensa de los Saints, y eso que cuenta con una de las mejores secundarias de la liga.

Photo CC by  Football Schedule
Photo CC by Football Schedule

Bengals-Ravens: un equipo que se tira más de medio partido sin anotar tiene muy mala pinta. 35 pases completados de 62 intentos para Flacco. Números absolutamente lamentables para Flacco y que habla de un ataque muy poco equilibrado. Y para colmo de males Ray Rice ha sido sancionado de manera indefinida y los Ravens lo han tirado del equipo después de que se hayan hecho públicas las imágenes de la agresión a su prometida. Un equipo que juega contra otro que se tira más de medio partido sin anotar y casi pierde, también tiene mala pinta. Puede que estemos ante la inmolación definitiva del rifle rojo y un cambio de aires en la división.

Browns-Steelers: al final se confirmaron los peores augurios y Chris Wesseling se tendrá que comer los pantalones ya que Johnnie Football empezó el partido en el banquillo (el que no conozca la historia que busque en la red, “Chris Wesseling softball pants”). Cuando los Steelers, liderados por el grandísimo Big Ben y por el corredor de segundo año LeVeon Bell, ya estaban pensando en ir a celebrar la victoria, los Browns comenzaron una remontada que pudo haber sido histórica, pero que se quedó en un remar para morir en la orilla. Ojo con los señores del acero.

Bills-Bears: mal empiezan las cosas para los de Chicago. Derrota inesperada en casa ante los Bills. Los de Buffalo se basaron en la carrera, y bajo la batuta de Manuel, que sumó un TD de pase y otro de carrera, se llevaron el gato al agua. ¿Se acordarán mucho de McCown este año en el Soldier Field?

Titans-Chiefs: el equipo milagro del año pasado comienza con mal pie esta temporada. Y lo peor no es la derrota en sí, sino que el calendario de este año de los Chiefs es terrorífico. Quizá hayan perdido el partido más asequible que tenían en toda la temporada. En cuanto a los Titans, buena victoria asentada en la defensa que interceptó 3 veces a Smith, y en un correcto Locker.

Photo CC by  Keith Allison
Photo CC by Keith Allison

Patriots-Dolphins: una de las sorpresas de la jornada. Los de Boston fueron frenados durante la segunda mitad por una gran defensa. Lo que parecía que sería una victoria sencilla al descanso se fue tornando en pesadilla. Los Dolphins siguen en la progresión que llevan de las últimas temporadas. ¿Conseguirán por fin llevarse la división?

Raiders-Jets: los Jets lo pasaron mal para vencer a unos correosos Raiders. Un serio Geno Smith llevó al equipo a buen puerto apoyado por los running backs Ivory y Johnson, que entre los dos combinaron para 170 yardas de carrera. La defensa estuvo a buen nivel y le puso la vida muy complicada al ataque de los de Oakland. Este resultado, combinado con los otros de la división, sitúa a los Patriots en última posición desde ¡a saber cuánto tiempo hace!

Jaguars-Eagles: los Eagles empezaron con el motor gripado y casi la lían. Nick Foles lanzó 3 intercepciones en la primera parte, cuando en la mitad de temporada que jugó el año pasado solo había lanzado 4. Los Juguars se pusieron 17-0 y creían que darían la machada de la jornada. Al final los planetas volvieron a sus elípticas y los cielos se despejaron y los Eagles les endosaron 34 puntos sin respuesta para matar el partido.

Vikings-Rams: ¿la línea de los Rams no era la mejor de la competición? ¿Qué ha pasado aquí? Para empezar, que Patterson pide a gritos más balones: 3 carreras para más de 100 yardas y un TD. Los Vikings les destrozaron por aire y tierra. Unos tienen muy buena pinta y de los otros mejor ni hablamos. Y lo peor en el caso de los Rams, al igual que con los Chiefs, es que quizá este fuera el partido más asequible que tienen en todo el año.

Niners-Cowboys: es un secreto a voces que los Cowboys tienen muy mala pinta este año. La temporada pasada ya fueron la peor defensa de la liga, y para esta han perdido a sus dos pilares. No obstante el ataque sigue contando con grandes jugadores que más de una victoria les dará, pero el del domingo puede haber sido el primer latigazo de los que están por llegar en el martirio.

Panthers-Buccanneers: toda la pretemporada hablando de la carencia de recptores de los Panthers, este partido hablando de que Cam newton iba a perderse su primer partido desde que es profesional por precaución. Al final todo de eso se olvidó, y desde ya mismo las esperanzas de los aficionados de los Panthers, además de en su gran QB y su fantástica defensa, están depositadas en Kelvin Benjamin, el receptor rookie que hizo un partidazo en su debut.

Colts-Broncos: la primera vez pudo pasar, pero la segunda lo llevas claro chaval. Peyton es Peyton por algo, y ayer empezó una nueva temporada demostrando quién es, probablemente, el mejor quarterback que nunca haya pisado un campo de football. DeMarcus Ware debutó a lo suyo y ya sumó 1.5 sacks a la primera. Miedito dan estos Broncos. Después de la primera jornada, ¿habéis visto alguien que les pueda disputar la plaza en la Super Bowl?

Giants-Lions: los Lions se mostraron como un equipo muy serio en el que Stafford lanzó 32 veces. Aún así a Megatrón le valió para sumar 164 yardas y 2 TD. Eli Manning sigue con su marcha del año pasado y sumó sus dos primera intercepciones. ¿Conseguirá superar su marca del año pasado?

Chargers-Cardinals: para cerrar la jornada, duelo entre “los terceros en discordia”, esto es, los dos equipos que quedaron terceros en las dos divisiones más complicadas de cada conferencia, que como todos sabéis, este año se cruzan. Ambos equipos están en ascenso y seguro que darán alguna sorpresa. Los Cardinals acabaron llevándose el gato al agua en un partido muy igualado, en el que llegaron al último cuarto 11 puntos abajo.

Para acabar, y sin alargarme demasiado, quiero analizar como han ido los duelos interconferencia, porque se habla de que la Nacional es la potente, con lo que estoy de acuerdo. Creo que hay más equipos de alta calidad en esa conferencia que en la Americana. Esta jornada ha habido 5 cruces entre equipos de distintas conferencias. Tres de ellos se han disputado en casa de los equipos de la Nacional. De momento va ganando la Americana 3-2. Seguiré estudiando estos números.

Un saludo!!

5 thoughts on “Análisis jornada 1”

  1. De los Rams ni hablamos… No entiendo que tantos medios dijesen hace meses que Sam Bradford no era un buen QB y, tras su lesión, el equipo haya caído en un estado de apatía total.
    El Front Seven de los Rams engaña, el único jugador top es Robert Quinn. Long, Brockers y Langford son buenos jugadores pero muy lejos de lo mejor de la liga.

    No obstante, ya es hora de que empecemos a dudar de Fisher. El año pasado fue un fracaso y este año tiene mala pinta.

    Javier, no sé si te habrá pasado, pero esta primera jornada es la que menos he disfrutado en muchos años. Demasiados pañuelos en mi opinión. Vale, es frecuente que las primeras semanas se piten muchas penalizaciones, pero este año apenas se ha podido seguir un partido.
    Mi top power ranking:
    Seahawks.
    Broncos.
    Lions.

  2. Muy buenas Andrés. La verdad es que me ha sorprendido lo de los Rams. No he tenido oportunidad de ver muchas cosas del partido, pero a ver si puedo ponermelo en resumido esta tarde, porque me sorprende el resultado por los dos lados, que unos lo hicieran tan bien y los otros tan mal.

    Siempre las primeras jornadas suelen ser más bien flojillas, ya no solo por los árbitros, sino porque tampoco los equipos están bien rodados. En el partido Texans-Redskins, la verdad es que hubo muy pocos pañuelos. Me parece que en la primera parte solo hubo 5 infracciones. Pero es verdad que hay veces que entran en frenesí de lanzar pañuelos y se convierte en algo bastante aburrido.

    Y venga, ya que has lanzado tu apuesta, ahí va la mía:
    Seahawks
    Broncos
    Falcons

  3. Totalmente de acuerdo con Andrés sobre las faltas, a veces salian flags por mirar al receptor o por placar al QB de forma normal; luego hay equipos que utilizan su tercer down para lanzar profundo y que el WR choque a propósito con el cornerback … flag!

    Los Pats comenzaron muy bien pero los dos ultimos cuartos Miami ajustó en defensa y Moreno se los comió con patatas xD
    El cabreo me vino con los Saints porque al descanso se les vio mayor pegada y amplio margen para luego irse embarrando y pemitiendo avances de los Falcons que ya quisieran algunos velocistas de 100m tener mejor marca….. le sumas los fumbles y que el bueno de Matt hizo el partido de su vida y ahí tienes la derrota, aún así la victoria estaba en nuestras manos y la perdimos 🙁 (pedazo de debut de Brandin Cooks)

    Arriba está claro que estarán Seattle, a la defensa que ya tenían encima le sumás en ataque al explosivo Harvin y una madurez de Wilson que no se veía el año pasado… no veo como alguién les puede disputar el hueso salvo dos equipos:
    – Broncos, les pasa lo contrario que ha Seattle a su gran ataque ahora le sumas las incorporaciones en defensa ((Talib, Ware y TJ Ward)y se nota…mucho ; el partido lo controlaron en todo momento pero cuidado con su concentración, 31 – 10 a falta de 10mins y permiten que Luck les remonte a 31-24 y con posesión para Colts….agua al final pero susto.
    Luego su ataque por tierra no está al nivel de lo demás, Ball no iguala a Moreno. Por cierto, muy bueno Sanders.

    – 49ers, la némesis de los Halcones, el año pasado fueron los unicos en ponerlos contra las cuerdas (ay, ese cuarto down que se jugó Wilson que daño nos hizo); este año y a pesar de las grandes bajas en defensa sigue teniendo un equipazo.
    A Kap le he visto bien y será clave para mover toda la maquinaria en ataque (Stevie, Crabtree, Boldin, Davis..), por tierra con Hyde y Gore hay calidad… la DEF preocupa, hay nivel pero será suficiente hasta que vengan Bowman y Aldon….?
    Este Domingo contra los Bears veremos porque será un test cojonudo, ¡partidazo!

  4. Los Niners los últimos años son un equipo tremendo pero que siempre pierde un par de partidos inexplicables y parece que desvían un poco la atención, pero al final siempre acaban apareciendo.
    La final de conferencia del año pasado estuvo a una jugada mal señalada y la lesión de Bowman de quedarse en el lado de la Bahía. Este año arrancan con bajas en defensa. Si los titulares aguantan la primera parte de la temporada y los sancionados/lesionados vuelven a buen nivel, no dudo de que estaremos viéndolos peleando por la Super Bowl

  5. La verdad que la primera jornada ya ha pasado con unas cuantas sorpresas, aunque eso es normal. En todas las temporadas, las cuatro primeras jornadas los equipos no están asentados y cualquier cosas puede pasar.

    Yo creo que los Rams conseguirán el nivel del año pasado, pero ya se les ha lesionado el QB principal y el de reserva, así que no será raro que tengan que hacer un fichaje inesperado de un veterano o un QB que esté en otro equipo.

    La derrota de los Saints es una sorpresa, pero no en sí por la derrota sino cómo se produjo… intercepción en el último cuarto, fumble en la OT, y que casi 4 receptores de los Falcons lograron más de 80 yardas cada uno contra una secundaria que tendría que dar miedo.

    Bueno, creo que el tiempo pondrá a todos los equipos en su sitio.

    Mi power ranking:
    Broncos
    Eagles
    Falcons

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *