Análisis jornada 12

Share on LinkedIn0Tweet about this on TwitterShare on Facebook2Email this to someoneShare on Google+0Pin on Pinterest0
Photo CC by  Football Schedule
Photo CC by Football Schedule

Y con esta jornada la NFL da por cerrada la fase de los descansos de los equipos, y como cada año, afronta la jornada de Thanksgiving como el inicio del tramo final. Creo que la efeméride es lo suficientemente importante como para que no haga un rápido power ranking como he hecho cuando hemos pasado la cuarta y la octava jornada, y que le dedique una entrada completa analizando un poco en detalle las posibilidades reales de los equipos que están luchando por play off. Estad atentos porque me gustaría publicarla durante esta semana.

Pero venga, vamos a ver qué nos ha deparado la jornada. Se presentaba muy interesante. Había duelos divisionales interesantísimos, y alguno de ellos, eran una final en toda regla para alguno de los contendientes, que de haber perdido, lo habrían tenido muy negro para alcanzar la fase final de la competición.

Reconozco que esta semana no he podido ver todos los partidos que habría querido, y al final solo he visto el Lions-Patriots y la primera parte del Cardinals-Seahawks. Me gustaría haber visto el partidazo de Nueva York, a ver si lo puedo ver en resumido.

La jornada se abrió el jueves con el, a priori y desde mi punto de vista poco interesante, partido entre los Chiefs y los Raiders. No creo que mucha gente pensara que se pudiera dar la sorpresa esta semana. Había comentado en las últimas entradas que los de Oakland no son tan malos como dice la clasificación. Como todos los equipos de la AFC West, tienen un calendario terrorífico, pero también reconozco que no pensaba que fueran a ganar a los Chiefs, que llegaban como un tiro. En este partido los de Kansas han sufrido un revés totalmente inesperado que les puede complicar la clasificación para play off. Veremos.

La jornada del domingo se abría con varios partidos interesantes, aunque desde mi punto de vista, el más importante era el de Foxborough. Los imparables Patriots recibían en casa, con un clima muy agradable, a los líderes de la dura NFC North. Los Lions, pese a no estar haciendo una gran temporada en el lado de ataque, están rindiendo al mejor nivel defensivamente, motivo por el que llegaban líderes de división al enfrentamiento.

Los Patriots llegaban a este partido habiendo vencido a los líderes de la AFC North (Bengals) por 26 puntos, a los líderes de la AFC West (Broncos) por 22, a los líderes de la AFC South (Colts) por 22 y, ahora, a los líderes de la NFC North (Lions) por 25 puntos. Estos Patriots tienen muy buena pinta. El maestro Belichick ha vuelto a hacer de las suyas y tiene al equipo engrasado como nunca para la parte importante de la temporada.

El partido casi no tuvo color. Los Lions no empezaron mal en defensa, pero el ataque no pudo superar con claridad en ningún momento a la secundaria. Megatrón sufrió un férreo marcaje por parte de Browner, que casi no le dejó respirar. Revis también estuvo a un gran nivel. Puede que la secundaria de los Patriots, ahora mismo, sea una de las 3 mejores de la competición. Toda la defensa en general funciona bien. Y ahora, la línea ofensiva se ha sumado al festival, y Brady tiene mucha protección, y los running backs son capaces de encontrar buenos agujeros entre líneas para ser ese arma araña yardas que tanto le gusta utilizar al bueno de Bill. Los Patriots ni siquiera tuvieron que tirar mucho de Gronk. En este partido, nuevamente, pudimos ver una actuación coral del ataque: LaFell, Edelman, Gronk y Blount estuvieron a muy buen nivel, y entre todos arrasaron a los Lions. Mencionar el kick off return de 81 yardas que hizo Amendola y que puso a los Pats en posición de anotar un nuevo TD en unas pocas jugadas.

Por su parte los Lions mostraron todas sus miserias, y fueron un muñeco en manos de los Patriots. A mi siempre me pasa lo mismo con este equipo. Parece que no empiezan mal, que su defensa es tremenda, que el ataque a poco que haga va a superar los 20 puntos todas las semanas, pero cuando llega siempre la hora de la verdad, no tienes dudas de que los Packers van a ser los que se lleven el gato al agua. Esta temporada no tengo ninguna duda de que así va a ser.

Y hablando de los Packers, esta semana tuvieron un partido inesperadamente complicado frente a Minnesotta. Parece que los Vikings plantearon un partido muy serio y a poco estuvieron de dar el sorpresón de la semana. A estas alturas, Patriots y Packers aparecen como los mejores equipos de la competición, por resultados y por sensaciones. En esta jornada de acción de gracias se verán las caras en el Lambeau Field. El duelo está servido: hagan sus apuestas.

En el resto de partidos de esa hora, poco que mencionar. Tal vez que los Falcons casi se la lían a los Browns, y por lo que he oído, hubo una mala gestión del tiempo por parte de Mike Smith, que si hubiera premio, para mi sería el ganador de peor entrenador del año. Mucho peor que Rex Ryan. En el partido de San Diego, unos muy necesitados Chargers volvieron a la senda de la victoria. Las cosas se les han ido complicando últimamente, y el partido de los Rams tenía que ser una victoria obligatoria. No porque los Rams sean un rival fácil, ya que en las últimas semanas se han enchufado y el equipo está teniendo muy buen rendimiento, sino porque era un partido en casa, y el calendario a partir de ahora es terrorífico. Lo veremos en otra entrada, pero creo que lo van a tener muy complicado para conseguir plaza de play off.

A las 22 empezó uno de los partidos más importantes de la jornada. Además de por el interés obvio inherente a que se enfrentaran Cardinals y Seahawks, los de Seattle tenían la obligación de ganar si no querían que los de Arizona se fueran a cuatro partidos de diferencia. El partido fue de una intensidad defensiva tremenda. Si hace poco comentaba que el Lions Cardinals había sido una de las mayores batallas defensivas que había visto, este partido puede que le supere: los Cardinals aplastaron sin piedad la línea ofensiva de los Seahawks una y otra vez. Hasta 7 sacks se comió el bueno de Russell Wilson. Ni su habilidad para esquivar defensas le sirvió. Calais Campbell, que está a nivel de mejor jugador defensivo del año, le cazó 3 veces él solito.

Por su parte, los Seahawks volvieron a rendir defensivamente a un gran nivel. La secundaria, con the Legion of Boom otra vez con todas sus piezas a tope, dio un recital de como secar el juego aéreo. En defensa de los Cardinals, y en honor a la verdad, los Cardinals están con Stanton, y en el partido del domingo, no pudieron contar con Fitzgerald. Esto les penalizó demasiado y al final poco pudieron hacer para hacer daño a los Seahawks. Aún así, la defensa está a un nivel tan increible, que con eso les va a ser más que suficiente como para ganar la división, y los Seahawks aún tienen que ir a Arizona.

En el resto de partidos, llama la atención el marcados de Denver. Los Broncos ganaron por tan solo 3 puntos a los Dolphins, en un duelo de ataque que terminó con ambos equipos por encima de los 35 puntos. Los de Denver siguen arrastrando problemas y han dejado de ser el equipo terrible de la primera parte de competición. Afortunadamente para ellos, los Chiefs perdieron esta jornada, y les han dado un pequeño respiro.

Los Cowboys ganaron en uno de los duelos por antonomasia de la temporada frente a unos Giants, en los que Odell Beckham hizo la mejor recepción de la temporada, y en opinión de mucha gente, una de las mejores de la historia. Yo no se si será la mejor de todos los tiempos o no, pero desde luego es la mejor que yo he visto, y si vosotros aún no sabéis de que hablo, por favor, buscadla en youtube o en la paǵina oficial de la NFl porque es increible. Pedazo de jugador que han drafteado los Giants.

En los partidos del lunes, los Bills devolvieron a la tierra a los Jets, aplastándoles por 35 puntos de diferencia en Detroit. Los Bills mantienen de este modo sus opciones de conseguir plaza en play off.

Y ahora sí, en el último partido de la semana, ni la gran actuación de Drew Brees fue suficiente como para que los Saints vencieran a los Ravens en su, hasta hace bien poco, inexpugnable estadio. Los últimos 3 partidos, todos ellos en el Superdome, han terminado en derrota para los locales, que siguen arrastrando sus miserias por la competición. Hablaremos del tema, pero lo de la NFC South esta temporada es de traca, y te hace plantearte si el sistema de asignación de plazas para play off es justo o no.

No os perdáis el análisis de las opciones de play off, que está la cosa muy interesante en las dos conferencias. ¡Un saludo!

3 thoughts on “Análisis jornada 12”

  1. Esta semana me he hinchado a ver partidos… Tengo mis serias dudas en cuanto a Arizona, porque ahora les toca la hora de la verdad, en las siguientes jornadas tienen los cruces divisionales y lo van a tener complicado, más que nada como bien dices el QB es Stanton.

    La verdad ya sea porque hay divisiones muy potentes o muy flojas, se puede decir que aún no están las plazas fijas para los playoff, y eso es lo mejor que puede pasar para el espectáculo.

  2. Madre como está la liga, el precio por las Wildcard es muuuy alto.
    Esta es la primera vez que sigo la NFL desde el principio (me enganché al temporada pasada en la Wild) ¿siempre es así de apretado todo?

    Arizona cuidado, se nota que con Stanton baja el rendimiento, y si ya le quitas a Fitzgerald apenas tiene ataque contra equipos con buena DEF, el calendario que le queda quitando Falcons no es nada facil…

    Los Pats me encantan, y Brady más … se habla mucho de Manning pero me hubiese gustado verle rendir sin estar rodeado de estrellas; ahí Brady le moja la oreja.

    De los Saints no quiero hablar, con el gran ataque que hay y la horrible defensa que tenemos, no sé si toda la culpa es para Rob Ryan pero responsable es, a final de temporada tendrá que rendir cuentas.

    Sobre 49ers todo lo contrario, un ataque por aire y por tierra con tantas posibilidades y lo mal que se está dando, aparte que Kap está usando muy poco las read option y su carrera, siendo ese uno de sus puntos fuertes. menos mal que la DEF está a gran nivel y ya estamos notando ese pass-rush que nos faltaba con la vuelta de Aldon Smith pero en general estamos muy justitos.
    Esta noche la mayor rivalidad, contra Seattle; mucho me temo que nos van a merendar visto uno y visto otro pero bueno… no me lo pierdo!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *