De vuelta a la acción

Hola a tod@s otra vez, ¿qué tal va la liga? Yo sigo por aquí, aunque hiciera demasiado tiempo que no escribía nada. De hecho, cada vez que se me ocurre entrar en la web me deprimo un poquito más. Siempre me digo que tengo que intentar volver al mundo activo, así que aquí estoy, y creo que la mejor forma de hacerlo es dejándome de hablar de estas cosas y simplemente pasando a la acción.

Me he planteado volver a la acción de manera controlada y realista, ¿qué quiero decir con esto? Pues que voy a intentar escribir un par de entradas cortas a la semana, una el lunes, después de la jornada y, la otra, el jueves, antes de la siguiente. No tengo tiempo para hablar de todos los partidos, así que intentaré comentar las cosas más interesantes que haya visto durante el fin de semana.

Para empezar, esta semana creo que el tema fundamental de la liga, a parte de las pruebas que le había puesto la liga a Colin Kaepernick a las que el tío no se presentó, es la jugada de la infamia de Myles Garrett en el partido del jueves contra los Steelers. A estas alturas poco más se puede decir que no se haya dicho ya, pero creo que merece la pena que le dediquemos unas líneas.

Por si hubiera alguien que no supiera qué ha ocurrido, al final del partido entre Browns y Steelers, cuando el partido ya estaba sentenciado y quedaba menos de un minuto, hubo una trifulca que terminó con Garrett arrancándole el casco al QB de los Steelers y pegándole con el casco en la cabeza al de Pittsburgh. No me he puesto a mirar las imágenes en detalle pero yo diría que no le da, lo que no quita para que el mero hecho de intentarlo tenga que ser castigado como se merece. Es una jugada absurda, lo más feo que he visto en la NFL o en cualquier otro deporte. Lo que más me sorprende de todo el asunto es que haya sigo precisamente Myles Garrett al que se le haya ido de esa forma. Es un jugador, por lo que cuentan, de un nivel cultural bastante superior a la media de la NFL, lo que debería de darle un poco más de capacidad de analizar las cosas de manera fría, pero parece que ninguno está libre de que se le desconecte el cerebro en un momento dado.

La liga, como cabía esperar, ha entrado en el asunto y ha suspendido al jugador de manera indefinida, que quiere decir que, seguro, se pierde lo que queda de temporada y a ver cuándo le dan el visto bueno para volver. Creo que es un jugador inteligente y que recapacitará sobre el asunto, pero ese tipo de reacción tan visceral no sé si realmente se puede llegar a quitar alguna vez de tu forma de ser. Lo digo desde el punto de vista de una persona que no tiene gran conocimiento sobre temas psicológicos, así que esto es solo mi opinión personal y tiene tanto valor como cualquier otra opinión de un no-profesional.

Para los Browns es un palo gordo. Garrett es uno de sus jugadores más importantes en defensa y, si bien el equipo lo tiene difícil para llegar a play-off, con la AFC como está, con las últimas dos victorias y el calendario que tiene por delante, no es una locura pensar que puedan llegar a una Wild Card. Llegar a desbancar a los Ravens me parece imposible, pero esta acción dejó muy tocada a la plantilla por lo que se vio en las declaraciones de los distintos jugadores al final del partido. Habrá que ver las repercusiones para las últimas jornada, pero puede que la acción de Garrett tenga unas consecuencias más profundas que lo que le pueda ocurrir a él en el medio largo plazo. Veremos.

Venga, lo dejo aquí. Un saludo!!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *