El dilema Cutler 2.0

Share on LinkedIn0Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Email this to someoneShare on Google+0Pin on Pinterest0
Photo CC by  Mike Morbeck
Photo CC by Mike Morbeck

Vuelvo a la carga con el bueno de Jay. Si hace un par de días subía una crónica sobre jugadores susceptibles de ser cortados que se convertía en una caza a Jay Cutler, en esta ocasión, una posibilidad que he leído, me ha hecho reabrir el debate con una pequeña entrada centrada exclusivamente en el quarterback de los Chicago Bears.

El asunto en sí mismo, es que no es tan descabellado que los Bears corten a Cutler en los próximos días. De hecho la fecha límite está cerrada: el día 10 de Marzo; el martes de la semana que viene. Si para entonces el jugador sigue formando parte de los Bears, automáticamente se le garantizan 10 millones de dólares de la temporada 2016. Así pues, prácticamente estás condenando a tu equipo a cargar con el jugador dos temporadas mas.

Ventajas de cortar a Cutler: ya sabéis lo que opino del jugador. Creo que no aporta nada al equipo, es más, creo que está hundiéndolo temporada tras temporada. El cambio sería bueno casi seguro. Con el ataque que tiene Chicago, simplemente haría falta un quarterback que hiciera entre 15 y 25 pases por partido en momentos puntuales para que la cosa funcionara. Otra ventaja, ahorrarte la pasta del año que viene. Y el último punto a favor, que está tan mal la situación de los quarterbacks en la agencia libre, que mas de un equipo estaría muy interesado en conseguir a Cutler a cambio de un buen trade o de unas cuantas buenas elecciones en el draft.

Desventajas: ese mismo motivo es malo en sí mismo. No hay quarterbacks decentes. Los mejores: Hoyer, Mallet y Vick. Si yo me tuviera que decantar por alguno, quizá iría a por Hoyer, ya que podría cumplir el papel que comentaba con anterioridad. Otro inconveniente, es encontrar un equipo dispuesto a soltar los 15 millones de sueldo que va a cobrar Cutler esta temporada. Hay muchos equipos con margen en el salary cap, y más después de la subida de esta temporada, pero apostarlos todos a Cutler … El último gran inconveniente para deshacerse de Jay, es el resto de quarterbacks de los Bears: uno es Jimmy Clausen, un jugador de quinto año que tras una mala temporada de rookie en Carolina, solo ha vuelto a disputar cuatro partidos en 2014; es agente libre y no parece que vaya a ser renovado. El otro es un sexta ronda elegido en el draft de 2014 que este año no ha jugado ni un snap. Mucha presión para confiarle la batuta de golpe y porrazo.

Así pues, y valorando los pros y los contras, lo que yo haría sería deshacerme del jugador a cambio de un buen trade: o uno o dos jugadores con cartel o, mejor aún, varias rondas altas del draft. No es descabellado pensar que más de un equipo estaría dispuesto a dar, al menos, una primera ronda a cambio de Jay Cutler. Desde luego, si Fox, a corto o medio plazo no cuenta con el jugador, no creo que tenga mejor momento para buscar un trade que en esta temporada. Pese a lo mal que está el mercado, aprovechar esa posible primera ronda, más la propia de los Bears, para reforzar la defensa en posiciones importantes, fichar a Hoyer para que les saque del apuro, y el año que viene ir a por un quarterback en agencia libre o en draft, puede que sea la mejor opción del equipo.

Guillotinazo! (y con esto cierro el tema Cutler, prometido!)

2 thoughts on “El dilema Cutler 2.0”

  1. Ya estamos a día 11 ¿qué ha ocurrido con Cutler? después de los dos post no nos puedes dejar sin saber si le han cortado la cabeza o se lo comen con patatas…

    Tal y como le pintas no sé que equipo puede quererle. Si es tan inseguro ¿no es casi mejor jugártela con un joven que puede igual dar el campanazo? y al que además le tienes que pagar menos que a Cutler y no renunciar a posiciones del draft. Yo me temo que se lo comen a menos que le puedan echar sin más. ¿eso pueden hacerlo?

    Un saludo

  2. Pues Cutler al final sigue en los Bears, así que se acaba de asegurar 10 milloncitos más a las salud de Mark Trestman. Espero que le invite a unas gambas o algo así para celbrarlo.

    Y sí, esto es como en cualquier empresa, a tí te pueden despedir cuando al equipo se le ocurra, lo que pasa es que tienen que pagarle pasta, y eso ya incluye los 15 millones de este año, los 10 del que viene etc etc. Además de que perderías el valor de trade que tienes ahora mismo. Si lo largas del equipo, por lo menos puedes conseguir alguna ronda de draft o algo así. Veremos qué consigue sacar John Fox del jugador en esta temporada.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *