finales de conferencia

Photo CC by Cat Burton

El Apocalipsis ya está aquí y los 4 jinetes han sido revelados: Chiefs, Titans, Packers y 49ers tienen este fin de semana una cita con la Super Bowl. De los 4 los únicos que no la han ganado son los Titans, cuya única participación fue en el año 2000. Packers, con 4 títulos y 49ers con 5, esperan poder repetir. Y los Chiefs intentan romper una doble mala racha, por un lado la del equipo, que lleva 50 años sin jugar y sin ganar las SB y, por el otro, Andy Reid, el entrenador con más victorias en la historia de la NFL que no ha ganado nunca un campeonato.

Este fin de semana creo que es el fin de semana de las pequeñas (o grandes) historias. Una de las que más me gusta es la que voy a llamar la historia de los “imparables”. Los 4 equipos tienen algún jugador que se ha demostrado absolutamente imparable. Con los rivales sabiendo que ese jugador iba a ser pieza fundamental y poniéndoles planes individuales, han sido incapaces de parar a la bestia. Pero vamos a ver todo esto en el análisis de cada partido.

Tennessee Titans – Kansas City Chiefs

La gran historia de la temporada llega a Arrowhead para intentar seguir destruyendo certezas. Los Titans, que lograron el billete a enero en la última jornada con la sexta posición, están en la final de conferencia con absoluta justicia después de derrotar a Patriots y Ravens a domicilio. Lo de los Patriots es menos sorpresa, pero lo de los Ravens, el gran favorito al anillo, ha cambiado la forma en la que el mundo ve a estos Titans entrenados por un Vrabel que está haciendo una temporada inolvidable. Antes hablaba de que hay algunos jugadores imparables, uno de ellos, probablemente el más imparable de todos, es Derrick Henry. Belichick sabía que Henry iba a ser la pieza fundamental del ataque en el partido de Foxborough, Harbaugh sabía lo mismo en el partido de Baltimore de la semana pasada y, aún así, el running back les metió 182 yardas a uno y 195 al otro en menos de 35 jugadas. Esto en sí mismo ya es más que preocupante para los Chiefs, pero si a eso le sumamos a un Tannehill que está cumpliendo con creces, la erupción estelar de A.J. Brown, primer rookie con más de 1000 yardas desde un tal Michael Thomas en 2016, y las aportaciones del tight end Jonnu Smith, tenemos que los Chiefs van a tener que sacar lo mejor de sí mismos para poder presentarse en la Super Bowl de Miami.

Ahora bien, ojo que los Chiefs no son mancos: Patrick Mahomes, Tyreek Hill y Travis Kelce. Puedo poner punto final a este partido aquí y creo que ya queda todo dicho. Mahomes vuelve a ser el Mahomes MVP del año pasado, sus entrenadores dicen que incluso está mejor que nunca. Yo me lo creo, este tío parece que no tiene techo, por edad desde luego que debería de estar lejos de la plenitud. Y luego tenemos la pareja Hill-Kelce. Jugar cover a estos dos es locura, Hill es el jugador más rápido de la liga y encuentra agujeros sin problemas y Kelce, parecido. La única solución es jugar individual. Individual sin doble cobertura a Hill igual a agujero para la defensa. Individual y doble cobertura a Hill igual a Kelce en cobertura individual: otro problema. Si por algún motivo doble cobertura a Hill y buena cobertura a Kelce, tenemos a Sammy Watkins solo… Estamos hablando de un equipo que la semana pasada metió 51 puntos en 40 minutos de partido. Son imparables. Lo único que les falta para que dejemos los playoff aquí y que los otros 3 equipos jueguen por el segundo es que les falta un running back. Solo están a un back medio decente de ser imparables. Como no es el caso, habrá que jugar.

Los favoritos son los Chiefs: juegan en casa, los nombres de ataque son increíbles, diría que las dos defensas están más o menos a la par y están más frescos gracias a la semana de descanso que tuvieron. Ahora bien, si los Titans empiezan arriba en el marcador, pueden ir respondiendo al toma y daca de los Chiefs, el equipo de Vrabel cuenta con el arma definitiva de cerrar partidos: Derrick Henry. Da igual que llenen la caja con 9 defensas, estoy seguro que es capaz de hacer las 10 yardas en 3 jugadas. Y es un equipo que está muy bien entrenado, aunque con Andy Reid enfrente creo que el duelo de banquillos está en tablas. Todo listo para la batalla definitiva de la AFC, ¡que nadie se lo pierda! Domingo a las 21:05 de la noche.

Green Bay Packers – San Francisco 49ers

Duelo de históricos en la NFC. Entre los dos equipos 9 Super Bowls. Haciendo el resumen rápido tontuno, Aaron Rodgers vs la defensa de los Niners. Haciendo un resumen un poco más detallado, si bien Rodgers tiene unas facultades superiores que hace unas cuantas temporadas no vemos, las claves de ese ataque se llaman Aaron Jones y, sobre todo, Davante Adams, el hombre imparable de los Packers. Con Adams pasa más o menos como con Henry: todo el mundo sabe que Rodgers le va a usar como blanco principal y, a pesar de todo, el receptor sigue haciendo jugadas de manera imparable. La semana pasada los Seahawks (unos muy machacados Seahawks) sabían por donde les iban a venir las balas y acabaron fusilados. Ahora bien, esta semana no juegan contra unos cualquiera, juegan contra la defensa de los San Francisco 49ers, la mejor defensa de la competición. La mejor defensa que ha recuperado a dos piezas fundamentales antes de los playoffs y que dejaron en “ridículo” a los Vikings la semana pasada. Lo pongo entre comillas porque perder en casa del mejor equipo de la conferencia porque su defensa te pase por encima no es algo vergonzoso, simplemente son mejores que tú y lo han demostrado. Que se lo digan a los Texans también…

Mi punto de vista en este partido es que o Rodgers se pone la capa de superhéroe que tenía en el pasado, empieza a hacer pases históricos y confía un poco más en el resto de receptores (cosa que estoy seguro que no va a pasar) o los 49ers van a practicar el medievo con los de Green Bay. En el duelo entre el ataque de los 49ers y la defensa de los Packers creo que la cosa tampoco es especialmente favorable a los Packers. Es verdad que el ataque de los mineros no es tan bueno como su defensa, pero que nadie se despiste con Jimmy G. El quarterback está jugando muy bien, el otro día cumplió las expectativas y no se arrugó en la ronda divisional. Tiene al que probablemente sea la mejor mente ofensiva de la liga cantándole las jugadas y la semana pasada ni siquiera necesitaron soltar en el campo a su pareja de running backs. Creo que como Rodgers empiece con la mano caliente los 49ers irán a carrera para dejarle poco el balón al quarterback de Green Bay. Tienen capacidad para cruzarse el campo por tierra una y otra vez y dejar que sea la defensa la que recupere el balón. De los dos partidos este me parece el más desigual, si bien sigue siendo una final de conferencia entre los dos primeros clasificados, así que nada debería de sorprender. Pero es verdad que hay una sensación generalizada (al menos la tengo yo) que de los 3 equipos que quedaron 13-3 en la NFC los Packers son los que menos parece que se lo merezcan. Supongo porque le tienen cogida la medida a su división. Sea lo que sea, y como decía antes, el partido hay que jugarlo, si estuviera decidido los Packers se quedarían en casa jugando al cinquillo. O a lo que sea que hagan estos armarios con armadura. Si queréis verlo en directo, la cosa se decide la madrugada del domingo al lunes a las 00:40.

¡Que tengáis un buen domingo!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *