Free Agency 2014 – AFC North

Share on LinkedIn0Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Email this to someoneShare on Google+0Pin on Pinterest0

¡Hola otra vez! Aquí estoy para seguir repasando las novedades que nos está deparando esta travesía por el desierto de la off season. Hoy turno para la AFC North.
La temporada pasada fue bastante irregular en la división de los defensores del título. Bengals, Ravens, Steelers y Browns no estuvieron a la altura de lo que se esperaba de ellos por diferentes motivos. De todos ellos, los Bengals, que seguramente era el equipo que mejor pintaba, fue el que acabó llevándose el gato al agua.
Pero venga, vamos de lleno a ver qué movimientos ha seguido cada uno de ellos. Para este análisis, voy a introducir una novedad que pienso seguir en el resto de las divisiones. Después del nombre del equipo, voy a hacer un resumen general con los números del equipo actualizados a la fecha en la que salga el post. Voy a poner cinco datos: jugadores renovados, jugadores contratados, jugadores perdidos/despedidos, agentes libres restantes y margen que tienen en el salary cap.

Cincinnati Bengals
Renovaciones (3): Taylor Mays (FS), Vincent Rey (MLB) y Brandon Tate (WR)
Altas (6): Jason Campbell (Qb), Danieal Manning (SS), Dontay Moch (LB), Sam Montgomery (LB), Marshall Newhouse (T) y R.J. Stannford (DB)
Bajas (4): Anthony Collins (T), Brandon Ghee (DB), Andrew Hawkins (WR) y Michael Johnson (DE)
Agentes libres (8): Michael Boley (LB), Kyle Cook (C), Chris Crocker (DB), James Harrison (OLB), Zoltan Mesko (P), Mike Pollak (G), Dennis Roland (OT) y Alex Smith (TE)
Salary cap: 26 millones

Photo CC by  J Kilmer
Photo CC by J Kilmer

Los Bengals el año pasado consiguieron llevarse la división y la plaza para jugar los play offs. Fue la tercera vez consecutiva que lo conseguían, y la tercera vez que fueron eliminados a las primeras de cambio. Un duro golpe para un equipo que enfocaba el año como el de dar un paso más allá y poder avanzar rondas en la fase final del campeonato. No obstante no pudo ser, y todas las alarmas se dispararon tras caer claramente en casa, por 27-10, contra los San Diego Chargers en la ronda de wild card.
Andy Dalton, aka El Rifle Rojo, estuvo en el ojo del huracán tras el varapalo. Afortunadamente para él, quizá no tanto para la organización, Marvin Lewis salió en defensa de su jugador, diciendo que Dalton seguiría siendo la referencia del equipo.
Esto puede ser conflictivo, teniendo en cuenta que Dalton ha sido incapaz de liderar al equipo en la fase de cruces, durante tres temporadas seguidas. No obstante, también se puede decir que desde que Dalton está en la liga, siempre ha conseguido que su equipo llegara a enero. Y por otro lado, es un jugador joven, con potencial, y que necesita que el entrenador le demuestre confianza y seguridad. Otros grandes quarterbacks de la liga, también tuvieron que sobreponerse a un inicio de carrera irregular. Y si llegar a play offs en cada una de las 3 temporadas que has jugado, es ser un jugador irregular, seguro que muchos equipos lo elegirían con los ojos cerrados.
Pero venga va, después de este alegato en favor del rifle rojo, del que hasta yo mismo me sorprendo, un pequeño resumen de lo más interesante que están haciendo los Bengals durante la pretemporada.
Jason Campbell ha firmado por un año con los Bengals tras su efímero paso por Cleveland. Teniendo en cuenta todo lo expuesto anteriormente sobre Dalton, cabe pensar que Campbell va a tener poco protagonismo esta temporada. Aunque eso mismo se pensaba el año pasado cuando fue contratado por los Browns. Cierto es que Dalton no es Weeden.
Otro veterano, Danieal Manning, proveniente de los Houston Texans, ha firmado por un año y un salario de 1,6 millones de dolares.
Quizá estos sean los jugadores más destacados en cuanto a altas. El resto de contrataciones son jugadores de perfil bajo que intentarán hacerse un hueco el equipo.
Para cerrar con los Bengals, James Harrison, el flamante fichaje de la temporada anterior, es agente libre, y parece que no va a volver a vestir el uniforme de los de Cincinnati. Recientes noticias y comentarios, hacen ver que se está dejando querer por su antiguo equipo, y miembros del mismo, como Ike Taylor, ya han dicho que estarían encantados de volver a contar de nuevo en el equipo con el que fuera mejor jugador defensivo de la temporada 2008.

Pittsburgh Steelers
Renovaciones (6): Will Allen (SS), Michael Palmer (TE), Cody Wallace (C), Greg Warren (LS), Guy Whimper (G) y Jason Worilds (OLB)
Altas (7): LeGarrte Blount (Rb), Darrius Heyward-Bey (WR), Brice McCain (CB), Mike Mitchell (FS), Arthur Moats (OLB), Lance Moore (WR), Cam Thomas (NT)
Bajas (9): Ryan Clark (FS), Jerricho Cotchery (WR), Jonathan Dwyer (RB), Ziggy Hood (DE), David Johnson (TE), Eric Olsen (G), Emmanuel Sanders (WR), LaMarr Woodley (OLB) y Al Woods (NT)
Agentes libres (12): Curtis Brown (DB), Levi Brown (T), Plaxico Burress (WR), Rashad Butles (T), Larry Foote (ILB), Felix Jones (RB), Brett Keisel (DE), Mat McBriar (P), LaRod Stephens-Howling (RB), Stevenson Sylvester (LB), Fernando Velasco (C) y Jamaal Westerman (LB).
Salary cap: 1 millon

Photo CC by  Alex Abboud
Photo CC by Alex Abboud

Los Steelers han tenido una agencia libre movida. Bastantes bajas y altas y una pila grande de agentes libres. Ahora entraremos en los movimientos más interesantes que han llevado a cabo, pero antes vamos a hacer un pequeño resumen de cómo fue la temporada.
Tras un arranque malo, en el que llegaron a mitad de la temporada con un balance de 2-6, incluyendo la debacle que sufrieron en el Gillette Stadium, donde sufrieron la mayor anotación en contra de toda la historia de la franquicia, los señores del acero fueron capaces de encontrar el rumbo, y liderados por un Big Ben que hizo una temporada colosal, pudieron revertir la situación para acabar con un record equilibrado de 8-8. Tanto fue así, que estuvieron a un field goal fallado en el último segundo por los Chiefs en San Diego, de clasificarse para los play offs.

Si en la entrada de la NFC West veíamos que los Seahawks tendrían problemas a medio plazo con el salary cap, los Steelers ya tienen ese problema ahora mismo. Jugadores veteranos con grandes contratos, han dejado al equipo con muy poco margen de maniobra. Con apenas 1 millón de espacio, la directiva tiene que hacer encaje de bolillos para poder añadir jugadores a la plantilla. Eso, o tirar por la calle de en medio, y cargarse a los jugadores con fichas más elevadas. En este ámbito, uno de los nombres que sonaba, era Ike Taylor (7 millones al año, finaliza contrato en 2015), quien en declaraciones a nfl.com decía que estaría dispuesto a rebajarse la ficha con tal de poder terminar su carrera en Pittsburgh.

Entre los que no han querido renegociar a la baja con tal de quedarse en el equipo, podemos ver a Emmanuel Sanders y LaMarr Woodley, quienes han firmado suculentos contratos en Denver y en Oakland respectivamente.

En el área de contrataciones, quizá lo más interesante, sea la adquisición de LeGarrette Blount, que tras el gran final de temporada que cuajó la temporada pasada en New England, parecía que iba a convertirse en la punta de lanza del tridente de running backs con el que suele contar Belichick. No obstante, las negociaciones no llegaron a buen puerto, y los Steelers se han llevado a Blount por algo menos de 4 millones y una duración de 2 años. La marcha de Sanders, la han cubierto con Darrius Heyward-Bey, a quién han contratado por un año por cerca de 800,000 dólares.

Pero quizá el movimiento más significativo en el capítulo de altas, haya sido la contratación del safety proveniente de Carolina, Mike Mitchell, que ha firmado un contrato por 5 temporadas y 25 millones, de los cuales, 5,25 millones son garantizados. Tras explotar la temporada pasada en los Panthers, los Steelers han puesto todas sus esperanzas en este jugador, que pasa a reforzar la envejecida secundaria de los Steelers.

También cabe destacar el fichaje del NT, Cam Thomas, proveniente de los Chargers, que ha firmado por 4 millones y 2 años.

En el capítulo de agentes libres, nos encontramos con un gran número de veteranos que siguen sin firmar con nadie, y otros jugadores más jóvenes, que parece que van a tener que abandonar el barco, ya que, con el poco margen que tienen los Steelers para negociar, parece más sensato que lo dejen para el draft.

Baltimore Ravens
Renovaciones (6): Terrence Cody (NT), Jacoby Jones (WR), Jeromy Miles (SS), Eugene Monroe (T), Dennis Pitta (TE), Daryl Smith (ILB)
Altas (4): Owen Daniels (TE), Justin Forsett (RB), Steve Smith (WR), Darian Stewart (SS)
Bajas (7): Ed Dickson (TE), Tandon Doss (WR), Corey Graham (CB), James Ihedigbo (SS), Arthur Jones (DE), Jameel McClain (ILB), Michael Oher (T)
Agentes libres (4): Dallas Clark (TE), Vonta Leach (FB), Bernard Scott (RB), Brandon Stokley (WR)
Salary cap: 7.5 millones

Photo CC by  Austin Kirk
Photo CC by Austin Kirk

Tras el proceso de reconstrucción que llevaron a cabo el año pasado los Ravens tras proclamarse campeones del Lombardi en la Super Bowl XLVII de Nueva Orleans, pocos contaban con que los de Baltimore pudieran ser capaces de repetir una temporada igual de exitosa. El pronóstico fue acertado ya que los Ravens no consiguieron clasificarse para el play off, pero tampoco fue tan catastrófico como se pronosticó en muchos casos. El equipo consiguió terminar con un balance equilibrado, empatando con los Steelers, y peleando por una plaza para el mes de enero hasta las últimas semanas del calendario.

Este año, con un equipo más conjuntado, los Ravens deberían volver a ser ese equipo férreo y solvente que lleva siendo desde que John Harbaugh tomara las riendas del equipo. En esta agencia libre, han continuado limpiando la casa de algunos jugadores clásicos de los últimos años, como Oher, Jones o McClain. Pero nada tan agresivo como la temporada pasada.

En cuanto a las altas, parece que los Ravens tienen claro cual fue uno de sus problemas la temporada 2013; el juego aéreo no rindió de la manera esperada, y los fichajes de dos veteranos como Steve Smith y Owen Daniels, puede dar ese punto extra que les faltó. Además de eso, otro de los grandes problemas del equipo, fue la línea ofensiva, que no estuvo a la altura de lo esperado. Es curioso que los Ravens no hayan aprovechado la agencia libre para intentar cerrar un par de fichajes en esa zona. Quizá se estén reservando para el draft.

En el capítulo de agentes libres, Dallas Clark puede tener los días contados tras la renovación de Pitta y el fichaje de Owens. No parece claro que Harbaugh vaya a quedarse con un tercer tight end de garantías. Por otro lado, al igual que ocurriera la temporada pasada, el full back pro bowler, Vonta Leach, vuelve a estar sin contrato. No obstante, a diferencia de lo que ocurriera en 2013, cuando Leach fue una de las piezas importantes en la consecución del anillo, el juego de carrera en la pasada campaña dejó mucho que desear, por lo que parece que Leach solo seguiría en el equipo renovando por un contrato muy a la baja. Habrá que ver.

Cleveland Browns
Renovaciones (3): Billy Cundiff (K), Alex Mack (C), Craig Robertson (ILB)
Altas (8): Nate Burleson (WR), Karlos Dansby (ILB), Jim Dray (TE), Anrew Hawkins (WR), Paul McQuistan (T), Ben Tate (RB), Isaiah Trufant (DB), Donte Whitner (SS)
Bajas (6): Jason Campbell (QB), Oniel Cousins (G), D’Qwell Jackson (ILB), Shawn Lauvao (G), T.J. Ward (SS), Brandon Weeden (QB)
Agentes libres (5): Davone Bess, Paul Hazel (LB), Willis McGahee (RB), Brian Tyms (WR), Martin Wallace (T)
Salary cap: 40 millones

Photo CC by  Erik Drost
Photo CC by Erik Drost

Y para acabar, vamos a ver como están las cosas en la casa de los Browns. Se podrían escribir páginas sobre este equipo y la esencia autodestructiva en la que llevan viviendo años. Pero por una vez, parece que tienen claro hacia donde están apuntando, y qué pasos tienen que dar. Pese a terminar la temporada últimos de división con un balance de 4-12, sinceramente creo que el equipo no es tan malo como dicen los números, y están a muy pocos detalles y un par de retoques de poder convertirse en un equipo con aspiraciones a play off.

¿Por qué digo que este equipo tiene tendencia autodestructiva? Basta con mirar un simple dato. Hace dos temporadas, los Browns tuvieron dos elecciones en la primera ronda del draft. Una de ellas, la número 3. Con esas dos elecciones seleccionaron a un running back, Trent Richardson, llamado a convertirse en el jugador franquicia de la organización, y un quarterback, Brandon Weeden, que pese a rozar la treintena, aspiraba a ser otra de las referencias del equipo. Pues bien, estamos mirando ya el draft de 2014, y ni Richardson ni Weeden son parte del equipo. Ninguno de lo dos ha demostrado lo que se esperaba de ellos. Weeden ha sido despedido, y por Richardson, al menos han conseguido una primera elección del draft de este año. Con lo que los Browns volverán a contar con dos elecciones en primera ronda, la cuarta y la vigésimo sexta. Si esta vez se mueven bien, y consiguen acertar con dos jugadores de primer nivel en dos demarcaciones en las que tienen carencias, podemos estar ante el despegue definitivo del equipo. Bases tienen de sobra para ello. La defensa tiene grandes jugadores y ha cuajado buenas actuaciones. En ataque, la posición de quarterback y de running back les han lastrado durante toda la campaña. A cambio de eso, la eclosión estelar de Josh Gordon, les hace comenzar a ver la luz al final del túnel. Al cuerpo de receptores, también hay que sumar a su TE estrella Jordan Cameron, del que también se espera mucho esta temporada.

En el área de las renovaciones, uno de los culebrones de la off season, la renovación del center Alex Mack, ha llegado a buen puerto. Colgarle la etiqueta de franchise tag, lo que le permitía negociar con otros equipos, pero le obligaba a quedarse en los Browns en el caso de que estos igualaran la oferta recibida, fue un punto a favor de Mack, y le ha permitido firmar el contrato más alto en la historia de la posición: 42 millones en cinco temporadas. Parece que Mack se lo ha ganado, después de no haberse perdido ni un solo snap durante los 5 años que lleva en la liga.

El resto de contrataciones del equipo han sido de muy buena calidad, y parece que les van a dar ese plus que les falta. Entre los fichajes, tal vez, Ben Tate, Burleson, Hawkins, Donte Whitner y Karlos Dansby sean lo más interesante de todos sus refuerzos.

Una agencia libre la de estos Browns que se puede catalogar de excelente. Lo único que le queda al equipo, y que seguro que completarán en el draft con esa cuarta ronda, es la posición de quarterback. Si los altos prospectos que hay en la posición, cumplen con lo que se espera de ellos, puede que estemos cerca de ver el despegue de lo de Cleveland.

4 thoughts on “Free Agency 2014 – AFC North”

  1. Macho Javi, cada vez te lo curras más. A ver si este año mis Ravens mejoran su actuación anterior, aunque ya estoy contento después que ganaran la penúltima SB y de qué manera. Este año tiene que ser el año de los Browns, tienen un cuerpo de receptores que da miedo y con un gran QB (yo creo que escogerán a Manziel) pueden dar mucha guerra. Aunque Big Ben siempre está ahí…

    Por cierto, cuando termines con la Free Agency podrías hacer un comentario sobre el salary cap, que incluso yo tengo dudas, no sé si te puedes pasar del margen, cuánto hay cada año, etc…

    P.D: ¿Tú defendiendo al rifle rojo? Lo que hay que leer…

    1. Igual hay que hacer una entrada analizando a los Qbs del draft. Aunque más que analizar, que no tengo casi ni idea de sus cualidades, ver que se comenta por la web, y sobre todo desde EEUU. Se habla mucho de Manziel y de Bridgewater. Lo que está claro, es que los Browns, estando en la cuarta posición, van a ir a por un qb de primeras.
      Y lo del salary cap, aunque no soy un experto, también podemos hacer algo para aprender todos como funciona.
      Venga tio, vamos hablando en la red!!!

  2. Madre mía lo que acabo de ver… como bien dices no paran de hablar de Manziel y Bridgewater, pero no te lo pierdas que en el mock draft de NFL.com, los expertos ponen al primer QB en la posición número 10 y es Blake Bortles…

  3. Es verdad! Se me olvidó incluirle en el listado. Ya te digo que soy muy ignorante con el tema del draft. Me parece que dicen de él que es el quarterback más típico, porque Manziel, por ejemplo, es perfil de QB móvil. Estoy muy pez en competición universitaria. No puedo abarcar todo jejeje

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *