Indianapolis Colts 7 – New England Patriots 45

Share on LinkedIn0Tweet about this on TwitterShare on Facebook2Email this to someoneShare on Google+0Pin on Pinterest0

Destrucción absoluta la que se llevaron los Colts en su visita al Gillette Stadium. Los Colts duraron lo que le duró a los Patriots la amabilidad y la inventiva. Me explico, seguro que muchos visteis el partido y lo visteis fácil en todo momento. Yo no lo vi tan claro durante la primera parte.

La defensa de los Patriots funcionó de manera perfecta durante todo el choque. Secaron la carrera y el pase, y tan solo durante el tramo en el que Revis estuvo fuera del partido, los Colts pudieron alargar un poco sus drives, que en general, terminaron en 3&out.

Los Patriots por su parte se centraban en el ataque, y no acababan de balancear las jugadas. Y eso que se veía claramente que cada vez que Blount cogía el balón era un quebradero de cabeza para la defensa, que no tenía forma de pararle. El ex de los Steelers no paraba de romper tackles, y cada vez que cogía el balón ganaba más de 5 yardas de manera constante.

Tras un par de buenas defensas y un punt return recuperado, los Pats se ponían 14-0 de manera fácil. En su siguiente posesión, llevada a base de carreras de Blount, se ponían en la red zone de los Colts en primer down para ponerse cómodamente 21-0 por delante antes del descaso. En ese momento a alguien en los Pats, no se si a Brady o a McDaniels, se les ocurre meter en el partido a Gronk, que hasta ese momento no había tocado bola. Brady lanza el pase a Gronk en doble cobertura y es interceptado.

En el siguiente ataque los Colts logran anotar sus únicos puntos del partido gracias a varios regalos de la defensa en forma de faltas, que dejan el marcador 14-7 cuando fácilmente podría estar en 21-0. Antes del descanso los Pats consiguen anotar un field goal y dejan el marcador con una pequeña ventaja de 10 puntos, que se hacía insuficiente a tenor de lo que había ocurrido en el partido.

En la segunda parte la cosa fue por el guión que se esperaba, y los Pats, en la primera posesión, anotaba un TD para aumentar a 17 las diferencias y traer un poco la tranquilidad a la afición de New England.

Los siguientes ataques de los Colts fueron muy infructuosos. Ninkovich estuvo omnipresente, presionando a Luck, bloqueando balones y liderando el front seven del equipo. Por su parte, los Patriots convertían en TD todos los ataques. Con marcador de 31-7, y el partido prácticamente sentenciado, Revis interceptó a Luck. En el siguiente ataque los Pats volvieron a anotar, y tras enlazar 3 TDs en 8 minutos y poner el marcador en 38-7, el partido estaba muerto.

Nunca puedes decir que un partido está ganado de antemano, y mucho menos en una final de conferencia, pero para mi, la final de conferencia de la AFC se disputó el fin de semana pasado en Foxborough. Visto lo visto, no parece descabellado pensar que los tres mejores equipos de ls AFC eran, por orden: Patriots, Ravens y Steelers.

El próximo enfrentamiento será contra los Seahawks. Rival complicadísimo que sabe lo que es jugar y ganar la Super Bowl. Los Patriots tendrán que rozar la perfección si quieren alzarse con el tan ansiado cuarto Lombardi. Como es tarde cuando escribo estas líneas, lo dejo como está y estaré ansioso por leer vuestros comentarios.

Estas semanas iremos analizando la Super Bowl con calma.

3 thoughts on “Indianapolis Colts 7 – New England Patriots 45”

  1. Javier, no te parece estupida toda la historia de los balones desinflados?
    Qué tendrá eso que ver con el partido? Los Patriots anotaron 3 TD de carrera y los Colts solo un TD, mucha influencia no tuvo que tener digo yo…

  2. Lo de los balones desinflados no hay por donde cogerlo, es igual que los que critican a belichick por retorcer el reglamento para sus fines, por ejemplo con los jugadores elegibles y ese TD de Solder.

  3. El tema con los Patriots es que creo que la gente necesita humanizar un poco lo que hace Belichick en New England desde hace tiempo. Parece cosa de magia que un entrenador sea capaz de reinventarse año a año. Además de que después del spygate tiene siempre una aureola de duda a su alrededor.

    Aunque fuera cierto lo de los balones, como muy bien dices Andrés, obviemos todas las jugadas de pase, creo que la derrota fue lo suficientemente aplastante como para que nadie pueda decir que los Pats ganaron por la presión del aire. A mi me hizo mucha gracia cuando lo leí.

    No sé si estuvisteis siguiendo la retransmisión USA, pero hubo un momento en el que cambiaron un balón por otro, que creo que fue ese momento en el que comenzaron las dudas. En ese momento, Phil Simms dijo que ese cambio se debía a que el balón que utilizan los kickers es distinto del que se utiliza durante el partido, que el normal tiene más agarre para que sea más cómodo a los QBs. Obviamente él no estaba a pie de campo y es posible de que no enterara de qué iba la historia, pero a raíz del comentario yo no le di más vueltas. Además de que no vi en ningún momento a Luck quejarse del balón.

    Además no sé como ha saltado la liebre esta (me estoy enrollando, lo siento :P), pero a nivel profesional, los jugadores están tan acostumbrados, que son capaces de notar cualquier diferencia apreciable en las condiciones. Me extraña que Andrew Luck no dijera que el balón estaba desinflado si realmente lo estaba.

    Pero bueno, dejemos que las personas que están investigando hagan su trabajo y luego veremos si a los Pats les penalizan con rondas del draft o todo se queda en una invención.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *