La extinción de una especie

Share on LinkedIn0Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Email this to someoneShare on Google+0Pin on Pinterest0
Photo CC by  Tom Blackwell
Photo CC by Tom Blackwell

En la jungla que es el football se mueven todo tipo de especies. Desde los jefes de la manada (quarterbacks), pasando por las chicas guapas (receptores) y hasta los que mantienen la estructura de todo para que el edificio no se caiga (lineman), todos conforman un equilibrio casi perfecto de convivencia en armonía, para lograr el tan ansiado objetivo final: que su equipo sea el último en la contienda y consiga alzarse con el Lombardi.

De un tiempo a esta parte, esa estructura ha ido cambiando de manera progresiva pero inexorable. Ni creándose ni destruyéndose, simplemente transformándose. Y de algún modo, el equilibrio que había regido en el conjunto, ha ido evolucionando hasta el punto de que una de las especies ha entrado en peligro de extinción. Y no estoy hablando de los punters, no. El grupo que está siendo amenazado es el que hasta hace bien poco era la cabeza visible de todo equipo: la milicia, o dicho en términos de football, los running backs.

El run run se lleva sintiendo desde hace unas temporadas. Cada vez se destaca más el hecho de que la liga es una liga de pasadores y no de corredores. Los números respaldan tales aseveraciones. En los últimos años se han batido récords que se pensaba que serían eternos: el número de partidos seguidos con un pase de TD de Unitas, pulverizado por Brees y Brady, las más de 5000 yardas de pase en una sola temporada de Marino, superadas por Manning, Brady y tres veces por Brees. No solo eso, sino que si miramos la tabla de más yardas de pase en una sola temporada, vemos que de las 25 mejores marcas, solo 6 son del anterior milenio, mientras que 15, han sido en los últimos 5 años. En el otro lado del balón, el record de más yardas de recepción en una temporada de Jerry Rice, también ha sido pulverizado por Calvin Johnson.

Photo CC by Football Schedule
Photo CC by Football Schedule

Otro dato que da miedo, y en vistas de la proximidad del draft, hace referencia a las previsiones de running backs en el grupo que entra. En casi ningún mock draft se considera la posibilidad de que algún equipo seleccione un RB en la primera ronda. La temporada pasada, el primer back seleccionado fue elegido por Cincinnati en la posición 37. En 2012, tres afortunados escucharon su nombre en primera ronda. Trent Richardson fue la tercera elección global, mientras que Doug Martin y David Wilson ocuparon las posiciones 31 y 32 respectivamente. Al filo de la primera ronda.

Se puede pensar que esto es casualidad. Quizá los últimos años hayan sido flojos en la posición. Pero parece raro. Yo creo que las casualidades no existen, y sí las tendencias. Parece cada vez más raro que los equipos apuesten por un running back. Echando la vista atrás unos años, en el draft de 1995, 5 corredores fueron seleccionados en primera ronda, con Ki-Jana Carter como número 1 global. En el 96, 3 backs fueron seleccionados en el top 16. Son datos a bote pronto. Efectivamente puede haber años peores y otros mejores, pero como digo, la tendencia no es alagüeña.

Photo CC by  Erik Daniel Drost
Photo CC by Erik Daniel Drost

¿Hay que alarmarse? Bueno, yo creo que no. Como he dicho al principio, esto no es de destrucción o de creación, es una simple evolución del juego. Ahora lo que se lleva es jugar con doble tight end y abusar del pase. Quizá este año a un equipo se le ocurra utilizar un juego equilibrado de pase y carrera y se lleve el gato al agua, y el resto de equipos no tenga más remedio que adaptar sus estrategias.

Normalmente la gente se mira en el espejo de los equipos campeones. Los campeones de este año, los Seattle Seahawks, basan su estrategia de juego en dos aspectos: por un lado su fantástica defensa, y por otro, uno de los tres mejores running backs de la liga. A mi personalmente me encanta ver equipos que corren con el balón. De vez en cuando me gusta ver algún pase que equilibre el juego de ataque, pero me parece que el camino del éxito y del espectáculo es fajarse en las trincheras en el cuerpo a cuerpo, y demostrar en la corta distancia quién es el equipo más poderoso.

Photo CC by Football Schedule
Photo CC by Football Schedule

Puede ser una especie en peligro de extinción, pero cada vez que veo a Lynch, McCoy, Gore o Peterson coger el balón, siento un escalofrío que no me transmite ver un balón volando por el aire. El escalofrío de saber que los últimos de una especie han vuelto a enfundarse el traje de batalla y se dirigen hacia las líneas enemigas, donde un grupo de colosos, 50 kilos más pesados que ellos están esperando para aplastarlos. Y por si aún tuvieran la locura de seguir en pie, otros siete dementes les esperan por detrás para rematar la tarea.

Para mi eso es football en estado puro. Es lo que disfruto viendo cada vez que me enchufo el game pass, y espero de verdad que no desaparezcan. De todas formas, no creo que ocurra. Quizá el día de mañana a un entrenador se le ocurra jugar con tres running backs a la vez, revolucione el juego de nuevo, y la gente se olvide del pase. Es parte de la grandeza del football, que no para de reinventarse para intentar obtener la mínima ventaja sobre la defensa.

Photo CC by Joe Bielawa
Photo CC by Joe Bielawa

Puede que ahora vengan tiempos con pocos jugadores salidos del draft en primeras rondas, mas no temáis, porque cuando las guerras del cielo vuelvan a la tierra serán necesarias nuevas hornadas de guerreros. Y la especie de los running backs volverá a resurgir de sus cenizas, para volver a transportar el balón entre las líneas enemigas en pos de la victoria.

4 thoughts on “La extinción de una especie”

  1. Javi, este artículo me ha llegado al alma, y tienes mucha razón. En la NFL nada se destruye ni se crea, sino que se transforma o se adapta (como dirían los Marines). Ahora mismo están de moda los QB móviles, que la verdad no es lo mismo que ver un pocket passer, es muy parecido a un RB ya que también te entra ese escalofrío.

    Recuero hace un par de años, cuando Fasano era Head Coach en los Dolphins, empezó a jugar con la Wild Cat con dos RBs y QB móvil, a mí personalmente me encantó pero creo que es muy complicado jugar así, se requiere de mucha coordinación para hacer las carreras. Que la gente se piensa que hacer una carrera es dársela al jugador y arreglado, para nada es así, se necesita abrir espacios, cambiar posiciones, etc. y todo esto a una velocidad espectacular y sin fallos.

    Larga vida a esos locos bajitos.

  2. Si, la nueva evolución de la liga parece la que tú comentas. Parece que la época de los pistoleros está pasando, o digamos que hay menos proporción de pocket passers puros, y está surgiendo la de los qbs móviles. Aunque el punta de lanza de esta generación, que para mi es Newton, está evolucionando progresivamente a pocket passer. Lo que desde mi punto de vista es un gran acierto, porque evitas que el jugador se lleve golpes de más, y además, en caso de que se vea presionado, como esa movilidad no se pierde, tiene la habilidad para librarse de unos cuantos tackles.
    Pero vamos, que yo estoy convencido de que los running backs volverán a dar guerra a no mucho tardar. Y para muestra, Eddie Lacy.

  3. No voy leyendo el blog en orden que en lo del Draft me pierdo un poco. Muy interesante este artículo Javi. Creo que sería muy malo si se pierden los corredores. En todas la películas o series americanas siempre sale una carrera imposible como punto más épico de un partido. Supongo que como en otros deportes la cosa va por modas, como la obsesión por el control el pase de Guardiola.

    Por cierto veo un montón de terminología que desconozco estaría muy bien que te curraras un artículo del blog explicando cada posición, lo básico del juego, etc para los neófitos que te lo agradeceremos mucho.
    Un saludo

  4. Gracias por la idea Fran. Te adelanto que ya he empezado a escribir un apartado especial en el que ir explicando de manera sencilla en qué consiste el football para que la gente que no tiene mucho conocimiento pueda aprender y así disfrutar de este gran deporte. Aún tardaré unos días o semanas en subirlo, pero como ahora la cosa va a estar parada de noticias seguro que puedo avanzar un poco más rápido.

    Un saludo!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *