PARTIDO 267

O lo que viene siendo lo mismo: ¡Super Bowl LIV! Tras varios meses desde que comenzara la NFL hemos completado un nuevo ciclo y estamos ante el broche final de la temporada 2019, la número 100 de la historia. Los dos mejores equipos de la competición saltarán al césped del Hard Rock Stadium de Miami a las 00:30 de la madrugada del domingo al lunes hora española para dirimir cuál es el mejor. Vamos a verlo.

Por un lado, los Kansas City Chiefs de Patrick Mahomes, Andy Reid, Travis Kelce y Tyreek Hill. El mejor ataque y el mejor juego aéreo de la liga. Más de 80 puntos entre los dos últimos partidos. Una máquina de anotar liderada por el futuro de la liga, el MVP de la temporada pasada que parece absolutamente imparable una vez recuperado de su lesión. Por el otro lado, los San Francisco 49ers de Shanahan, Mostert, Kittle, Jimmy G, Bosa y Sherman. La mejor defensa de la liga, el segundo mejor ataque de carrera y uno de los ataques más creativos de la competición. Si hay alguien que puede poner en aprietos a Mahomes es esta defensa. A priori, es difícil intentar predecir el partido. Los dos equipos tienen argumentos de sobra para pensar que se pueden llevan el partido. Pero, ¿qué os pensabais? ¡Es la Super Bowl!

Si me tengo que decantar por uno, tengo que hacerlo por los Chiefs. ¿Por qué? Principalmente porque creo que nadie tiene respuestas para Mahomes. Tiene un brazo prodigioso, sabe escapar de la presión, corre bien, tiene visión de juego, sabe leer la defensa, tiene a un genio de las pizarras en el banquillo cantándole las jugadas, cuenta con uno de los dos mejores TE de la competición (el otro está enfrente) y con el jugador más rápido de la liga. Ahora bien, llevo varios días pensando que esta Super Bowl ya la he visto antes. No, no soy un visionario ni me he ido a ver a un médium para que le eche las cartas al partido, pero no dejo de pensar que esta Super Bowl me recuerda mucho a la Super Bowl XLVIII que enfrentó a los Seattle Seahawks y a los Denver Broncos. A aquel partido los dos equipos llegaron con unas sensaciones muy parecidas a las que estos dos equipos están transmitiendo. Los Broncos llegaban como un ataque imparable, recordemos que fue el año en el que Peyton lanzó 55 TDs, y los Seahawks llegaban como la mejor defensa de la liga y con un ataque basado en carrera y con un gran quarterback que no asumía el peso absoluto del partido pero que siempre cumplía cuando el equipo le necesitaba. Resultado del partido: Seahawks 43 Broncos 8. Paliza histórica. Es verdad que todo se empezó a torcer desde el primer snap que terminó en safety de los Seahawks. A partir de ahí la energía del partido se desequilibró a favor de los Seahawks y los Broncos fueron incapaces de sobreponerse.

No es el mismo partido, no son los mismos equipos, no son los mismos entrenadores, algún jugador sí que hay de aquel día, pero la previa sí que me recuerda a eso. ¿Creo que puede volver a ocurrir? Sí, sí lo creo. Pero también creo que Patrick Mahomes es capaz de darle la vuelta como hizo contra Texans y Titans en las rondas previas del playoff. También creo que los Chiefs pueden poner la directa desde el principio y meter una distancia insalvable en poco tiempo. Creo que puede ocurrir cualquier cosa. Lo que a mí me dejó el partido aquel de Broncos y Seahawks es lo siguiente: (esto es un teorema mío que no tiene ningún fundamento de nada, es un supuesto, no sé si estaréis de acuerdo) creo que en situaciones de alta tensión como puede ser la Super Bowl, sobre todo en las primeras jugadas hasta que los jugadores ya están completamente dentro del partido, la defensa tiene ventaja. Creo que la defensa tiene ventaja porque lo “único” que tiene que hacer es destruir. El ataque tiene que ser capaz de realizar acciones complejas: lanzar el balón cuando estás nervioso no es fácil, recibir el balón cuando te está viendo 500 millones de personas puede no ser la cosa más sencilla del mundo. Ahora bien, poner la mano de cualquier manera y que el pase sea incompleto parece más asequible. Por lo que puedo ver a una defensa de San Francisco capaz de empezar el partido imponiendo su voluntad. Repito lo que decía hace unas líneas, entiendo que digáis que esto es una estupidez y que yo no tengo ni idea. Pero aunque ocurra esto, creo que la diferencia con aquellos Broncos es que los Chiefs tienen una capacidad de resiliencia superior. De hecho creo que los dos equipos la tienen. Los 49ers han tenido partidos esta temporada en los que la victoria se ha decidido en las últimas jugadas y han sido capaces de imponer su voluntad. Eso me gusta porque creo que la Super Bowl va a ser intensa hasta el final.

¿Dónde está la clave de uno y otro? Creo que la clave de San Francisco pasa por controlar el reloj. Por darle poco tiempo a Mahomes. Shanahan tiene que evitar entrar en intercambio de golpes con los Chiefs, si el partido llega a eso, no creo que sean capaces de aguantar. No creo que haya ningún equipo capaz de aguantar. Los 49ers tienen que intentar ponerse arriba pronto, liderados por Mostert y por Breida, y dejar que la presión recaiga en el ataque de los Chiefs y dejar la victoria en manos de la defensa. Por su lado, los Chiefs, tienen que buscar lo contrario. Para empezar les vendría bien empezar el partido más enchufados que en los dos partidos de playoff. Si consiguen ponerse arriba de inicio serán los 49ers los que tendrán que asumir riesgos y es ahí donde la cosa se les puede poner de cara. Pero como digo, si los 49ers se ponen arriba y empiezan a correr sin parar, me parece muy difícil que los Chiefs sean capaces de pararlos. Por mucho que Mahomes sea capaz de anotar los de Kansas van a tener que parar algún drive a los 49ers, y cuando tienes a un tío que se permite 220 yardas de carrera a 7.6 yardas por carrera en la final de conferencia, creo que necesitas hacer las cosas muy bien para poder parar eso.

Viendo los duelos por unidades: creo que ataque de San Francisco vs defensa de Kansas debe caer del lado de los 49ers. Veo muy difícil que sean capaces de parar ese juego de carrera. Supongo que Shanahan planteará un partido basado en la carrera y con play action de vez en cuando aprovechando a Sanders, Deebo Samuel y Kittle para acabar de romper a los Chiefs. El objetivo de los Chiefs tiene que ser evitar los TDs. Veo muy difícil que sean capaces de forzar muchos 3 & outs. Con evitar que se queden en FG debería de ser suficiente para que Mahomes haga el resto. Ahora bien, que a nadie se le olvide que en el último partido los Chiefs fueron capaces de parar a Derrick Henry, que se había mostrado intratable desde hacía semanas. No sería descabellado que ocurriera lo mismo. Desde luego, si la carrera de los 49ers no funciona, veo muy complicado que sean capaces de mantener la batalla con los Chiefs.

Y el duelo estelar de la noche: ataque de Chiefs vs defensa de San Francisco es la incertidumbre absoluta. ¿Cómo de bueno es el ataque de los Chiefs? ¿Cómo de buena es la defensa de San Francisco? Ahí está la clave de todo y la respuesta es: ni idea. A ver, sí, las dos unidades son increíbles, pero ¿cuál es mejor? La realidad es que los 49ers no han sido inmaculados durante la temporada, los Saints les metieron 46, los Rams 31, Falcons 29, Cardinals 26… pero es verdad que, ahora mismo, están sin bajas importantes. Están todos los buenos, y todos están bien. Pero no es menos verdad que los Chiefs llevan 8 victorias seguidas con marcadores de 51, 35, 31, 40…

Todo dicho, ¿será la sexta de los 49ers o la segunda de los Chiefs? ¿La primera de Mahomes o la primera de Jimmy? ¿La primera de Reid o la de Shanahan? La repuesta a esas preguntas el lunes a las 00:30 de la mañana. Preparad palomitas y cerveza, o un vaso de leche y galletas, lo que os sea más apropiado. Pero agarraos fuerte al sofá, que el partido va a ser one for the ages.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *