Power Rankings AFC

Share on LinkedIn0Tweet about this on TwitterShare on Facebook1Email this to someoneShare on Google+0Pin on Pinterest0
Photo CC by Bearcat Bands
Photo CC by Bearcat Bands

Hola a todos y bienvenidos a este análisis sobre los favoritos para llegar a los play offs a tenor de lo que hemos visto después de que la mayoría de los equipos hayan disputado el primer cuarto de competición (tan solo Patriots y Titans han jugado un partido menos). Como siempre que he hecho este ejercicio: cualquier parecido con lo que ocurra al final será pura coincidencia. Pero es divertido hacerlo jejeje.

AFC East

Esta división aparecía, antes de comenzar la competición, como una de las más igualadas de la conferencia. Como en la última década, los Patriots aparecían como los grandes favoritos a llevarse la división, más aún si cabe al ser los vigentes campeones, pero el resto de equipos parecía que habían recortado las distancias con los de Massachussets y la amenaza de luchar por el primer puesto era más real que nunca.

Después de las 4 primeras jornadas ha habido un poco de todo. Los Patriots han demostrado que siguen siendo el equipo a batir y han comenzado a un nivel tremendo siendo el único equipo que permanece invicto de los 4, aunque con un partido menos. Tom Brady continua en el nivel en el que terminó la temporada pasada, si no mejor. La defensa, pese a perder a esa secundaria de lujo, gran responsable del éxito del año pasado, ha focalizado su poder en el front seven, y la secundaria ha logrado hacer big plays en momentos importantes para matar algunos partidos.

Los Jets aparecen como el segundo mejor equipo de la división. Más allá de los números (3-1), el equipo está dejando muy buenas sensaciones. La mejora de la secundaria tras la vuelta de Revis permite que el front seven pueda asumir más riesgos ya que sabe que las líneas de pase van a estar bien protegidas. El ataque, liderado por el mejor quarterback tapa agujeros de la liga, Ryan Fitzpatrick, Brandon Marshall, Eric Decker y por un excelso Ivory, está dejando momentos de mucho nivel, y están demostrando que el equipo puede ser un auténtico rival para los Patriots.

Los Bills, tras el fichaje estelar de Rex Ryan, están un poco en tierra de nadie: en el debut deslumbraron destrozando a los Colts (a los que varias jornadas después empezamos a ver a un nivel muy inferior al que se esperaba de ellos), en la segunda jornada fueron aplastados por los Patriots en casa (otro año más), lo que dejó las cosas un poco frías. Desde entonces, una victoria y otra derrota, hacen que el equipo se encuentre en tercera posición. No obstante, la defensa está jugando a un gran nivel poniendo mucha presión en los ataques a los que se enfrenta. Se han sacado un quarterback de la manga, Tyrod Taylor, que está demostrando cosas muy positivas y esperanzadoras para esa afición y, lo más positivo, es que los dos jugones del equipo: LeSean McCoy y Sammy Watkins, han estado jugando mermados y se ha notado. Cuando vuelvan después de unas semanas de descanso, seguro que el ataque gana ese pequeño plus que le falta.

Los Dolphins son la gran sorpresa (o no) de la temporada. El equipo que parecía que este año sí que sí iba a luchar por la primera posición tras la adquisición de Suh, ha naufragado estrepitosamente en el arranque de la liga: tan solo una victoria y muy malas sensaciones son la presentación del equipo. Lo único bueno que ha ocurrido en Miami últimamente, ha sido la destitución fulminante de Philbin tras la derrota en Londres de este pasado fin de semana. Destituir a un entrenador a estas alturas de la temporada es muy mala señal. Denota que la confianza en el proyecto era mínima desde el principio. El nuevo entrenador que venga tendrá una dura tarea, pero al menos, el halo de negatividad que se filtraba desde ese vestuario parece que se ha ido con Philbin. Veremos como reaccionan los Dolphins, pero los otros equipos de la división están a un nivel muy alto y la tarea se presenta poco menos que hercúlea.

AFC North

Esta división me hace gracia en las últimas temporadas porque se está repitiendo un patrón muy interesante: en pretemporada siempre se mira a los Ravens y a los Steelers como los equipos a batir. Se sabe que los Browns van a hacer el ridículo por muchos fuegos artificiales que usen, y de los Bengals siempre se habla bien por plantilla y por resultados del año anterior, pero como que siempre se está con el ruidillo de que este año es el año en el que se vienen abajo. Pues mira tú que aquí estamos 4 jornadas después y los Bengals aparecen como uno de los equipos imbatidos de la competición y dejando mejores sensaciones que nunca.

Como decía, los Bengals dan miedo. Pero miedo visceral. La defensa está a un nivel impresionante sin puntos débiles aparentes, y el ataque, ¿qué decir del ataque? La OL está jugando a la perfección, la pareja de running backs se compenetra a las mil maravillas y amasan yardas sin parar, AJ Green está haciendo partidos memorables y, para colmo de males, hasta Andy Dalton está jugando de lujo. Aquí me estoy viniendo arriba, pero puede que, por fin, el equipo de Marvin Lewis pueda conseguir una victoria en el mes de enero. Puede que lo único que le falta a este equipo para escribir historia de la NFL sea romper esa barrera que se les ha resistido durante las últimas 4 temporadas. Ese extra de confianza que marca la diferencia entre un muy buen equipo y un equipo campeón. ¿Será por fin este año?

Los Steelers creo que son el gran rival de los Bengals. No sé si serán capaces de pelear por la primera posición, porque los de Cinci ya han cogido una ventaja de dos partidos respecto a los señores del acero, pero creo que son mejor equipo que los Ravens. Ahora bien, los Ravens son siempre un rival muy correoso. Lo bueno para los Steelers es que la defensa se empieza a conjuntar después de ser destruida en New England, Antonio Brown y LeVeon Bell están a su nivel habitual y Big Ben está mejor que nunca. La pega, que Big Ben estaba mejor que nunca, pero la lesión frente a los Rams hace que todo el edificio se tambalee. Sinceramente creo que no tendría por qué ser así. Michael Vick tiene experiencia y brazo más que suficiente como para llevar a cualquier equipo a la victoria, y más a este equipazo. La pega es la libertad que Mike Tomlin se atreva a dar al veterano jugador. En el partido contra los Ravens no quisieron arriesgar nada, y al final cayeron víctimas de esa falta de agresividad. De eso y de un par de FGs fallados. Si cuando Roethlisberger vuelva a los mandos los Steelers tienen un record equilibrado, creo que el equipo tendrá posibilidades de llegar a play off, si no, va a estar muy complicado.

Los Baltimore Ravens han empezado fatal: tres derrotas consecutivas que pudieron haber sido cuatro de no haberse enfrentado contra el exkicker de los Steelers (fulminado el viernes tras la debacle). El ataque de los Raves está funcionando fatal. Los running backs no están consiguiendo ser el motor que siempre ha sido en ese ataque. La limpia realizada en el grupo de receptores en los últimos años está materializándose en un claro bajón en el juego aéreo, en el que todo depende de un señor de más de 35 años que está como si tuviera 25 y que, por cierto, se retiró al principio del tercer cuarto después de un golpe. Lo positivo es que los Ravens son un equipo de carácter ganador. Tienen una capacidad de sacrificio brutal. Siempre se enchufan a partir de Noviembre y se convierten en un equipo realmente complicado. Están de subidón moral después de imponerse en la prolongación en casa de los Steelers, tras remontar una desventaja de varios TDs en la segunda parte. Pero por otro lado, no son un buen equipo. Este año no. La defensa está lejos de lo que fue y encima Suggs se les ha roto para todo el año. Yo de este equipo no me fío, siempre aspiran a todo, son como los Giants de hace unas temporadas, que están durmientes hasta que despiertan y empiezan a aplastar favoritos. Pero viendo lo que vienen haciendo últimamente, creo que este año las cosas están muy negras para ellos.

Los Browns vuelven a ser un desastre. El equipo intenta cosas y muestra destellos interesantes, pero es un equipo sumido en la mediocridad. Tienen una capacidad tremenda para generar ilusión durante la off season y de dilapidarla toda en el primer cuarto del primer partido. Me da pena porque los de Cleveland son una de las franquicias históricas de la liga (vale sí, técnicamente el equipo desapareció cuando se mudó a Baltimore, pero para mí siguen siendo el mismo equipo). Me gustaría ver a los Browns peleando por algo algún año. Pero no ocurre. Todo es tristeza y lamento en Cleveland. Como diría el aficionado aquel que se puso a gritar al estadio: “You are a factory of sadness”

AFC West

Siguiendo con el resumen en sentido geográfico antihorario, vámonos al oeste de la AFC, y vamos a ver qué han hecho hasta ahora Broncos, Chiefs, Chargers y Raiders.

Los Denver Broncos de un Peyton Manning muy alejado del Peyton que siempre hemos conocido, son el tercer equipo que no conoce la derrota en la conferencia americana. Tan solo le llevó medio partido a Kubiak darse cuenta de que su estrategia de carrera no podía servir con este Peyton Manning y rápidamente han pasado al play action y al juego rápido. La pregunta que planea por la NFL es ¿está Peyton acabado? Para empezar, la pregunta es un poco directa y no se puede contestar con un sí o un no. Creo que Peyton lo pasa mal cuando sale a jugar. Viéndole lanzar, la mecánica del brazo, y del cuerpo entero, es muy forzada. Da la sensación de que le cuesta. Ahora bien, Peyton Manning en estas condiciones es mejor que otros 15 QBs titulares. Es tan inteligente y sabe tanto del deporte que sigue destrozando las defensas con sus rápidos análisis. Pero este Peyton no es nuestro Peyton. Ahora bien, el ataque tiene armas de sobra como para ganar partidos y la defensa es la mejor de la liga. Los rumores que llevan oyéndose desde que DeMarcus Ware fichó por los de Denver se han hecho realidad, y están reventando todos los registros de sacks conocidos. Por primera vez en su carrera, Manning no necesita ser el que guíe el carro. Esa defensa, a día de hoy, está comportándose como la de un equipo aspirante a todo. Que con eso sea suficiente como para ganar el Lombardi, habrá que verlo, pero desde luego hay opciones claras de hacer algo importante.

Los Kansas City Chiefs siguen al mismo ritmo de los últimos años desde que llegó Andy Reid al equipo: son competentes tanto en ataque como en defensa, cuentan con grandes jugadores en posiciones importantes, van a pelear por clasificarse para el mes de enero y están a muy poquito (principalmente a un quarterback de primera línea) de poder aspirar a más cosas. Esos son los Chiefs, un buen equipo, pero varios puntos por debajo de un gran equipo. Este año creo que van a tener más opciones de clasificación para off season ya que el cruce con la NFC es más sencillo, recordemos que el año pasado jugaban contra la NFC West y una vez ahí, seguramente caerán en primera ronda, o quizá hasta consigan pasar la Wild Card, pero no les veo tumbando a uno de los 3 ó 4 grandes de la conferencia.

Otros que están pasando un año no muy brillante son los San Diego Chargers, que han empezado bastante dubitativos. Los de San Diego, que parece casi seguro que se mudarán hacia el norte del estado de California al final de la temporada, no parece que tengan el fuego de otros años. Están sufriendo una mala racha de lesiones en el cuerpo de receptores, que se les ha quedado en cuadro, pero están teniendo las buenas noticias del buen año que de momento lleva Danny Woodhead y esta semana recuperan a un clásico de la liga: Antonio Gates, que regresa tras su sanción de 4 partidos. Seguro que la adición del TE hace que el abanico de opciones de Rivers mejore notablemente. Dicho lo cual, Philip Rivers está haciendo una gran campaña y está siendo una de las piezas más importantes del equipo. ¿Les dará para el play off? Creo que lo pelearán y que ganarán algún partido complicado, pero no les veo llegando a enero.

Por último, los Oakland Raiders, siguen ajustando la maquinaria tras las buenas adiciones de los últimos años. Esta año en el draft parece que han vuelto a hacer diana y Amari Cooper está haciendo algunos partidos excepcionales que están levantando el optimismo de la afición. Los de Oakland, que comenzaron la temporada 2-1 gracias a una victoria en Cleveland, parecían lanzados hacia cotas superiores que otros años, pero este fin de semana, tras caer derrotados en Chicago, en casa del, probablemente, peor equipo de la liga, hace que la burbuja se haya vuelto a pinchar. Además de eso, los Raiders venían de la parte sencilla de la temporada, a partir de ahora las cosas se van a poner mucho más complicadas por el Black Hole.

AFC South

Y para cerrar la conferencia americana vamos a ver cómo van las cosas por el sur entre Colts, Texans, Titans y Jaguars. Esta división afrontaba este año con energías renovadas. Tras unos años en los que los Colts han impuesto su ley sin mucho esfuerzo, en el que Titans y Jaguars han estado disputándose el título de peor equipo de la liga de manera reiterada, y en el que los Texans han ido dando tumbos sin quarterback y sin running back estrella cuando Foster ha estado lesionado, esta temporada se presentaba como la de la redención de la AFC South: los Colts habían reforzado posiciones clave con grandes jugadores, los Texans de Hard Knocks parecían listos para aplastar, los Jaguars, tras el ilusionante primer año de Bortles parecía que podían seguir creciendo durante esta temporada y los Titans, tras varias temporadas con el dudoso honor de ser el equipo fantasma de la liga, querían volver a estar en los mapas liderados por su flamante quarterback titular. El resultado en estas primeras cuatro jornadas: pues sin ser lo esperado, desde luego no está dejando indiferente.

Los Colts ostentaban este año el título de claro candidato a llegar a play off e, incluso, a representar a la AFC en la Super Bowl tras varios años de bofetones en New England durante el mes de enero. Grandes nombres habían llegado para reforzar a los de Indi, que ya contaban con el que está llamado a ser el mejor quarterback de todos los tiempos universales desde que el sol es sol y la luna es luna: Andrew Luck, el protegido de la prensa. A ver, el tío es muy bueno. Seguro que puede llegar a ser uno de los grandes. Pero siempre me ha sorprendido lo que se ha inflado siempre todo lo que hacía (espero que no suene muy ventajista por el principio de temporada que está haciendo, pero de verdad que siempre he pensado que estaban dándole muchos méritos de antemano). El caso es que los Colts empezaron con derrota sus dos primeros partidos, salvaron el tercero de milagro frente a los Titans, y en la última jornada, sin Luck a los mandos por lesión, ganaron a los Jaguars en casa gracias que al kicker de los de Jacksonville se le encogió todo varias veces. ¿Dónde deberían estar estos Colts? Creo que seguramente consigan la primera posición de la división pese a la mejora de Jaguars y Titans, ya que son los mejores de los 4. Pero también creo que muchas cosas tienen que cambiar de aquí a entonces como para que este equipo sea competitivo. E igual es pronto para decirlo, pero que Chuck Pagano espabile o el año que viene se va a la cola del paro con Mike Smith.

Los Texans, a los que hemos podido seguir durante su pretemporada gracias al programa Hard Knocks, han empezado con muchas dudas. Desde la posición de quarterback, que ya ha sufrido dos cambios en solo 4 jornadas, pasando por una nueva lesión de Foster, el ataque en ningún momento ha dado buenas sensaciones. La defensa no lo ha hecho mal (solo faltaría con la gente que llevan) pero tampoco ha sido tan brillante como podría ser. Está lejos de ser una defensa que pueda ganar partidos por sí sola. Y es que el gran drama de este equipo, y de otros muchos equipos, es el hecho de que tienen grandes estrellas, pero que por falta de tener un buen quarterback que complemente el ataque, se quedan siempre a medio camino. La buena noticia para los de Houston es que Arian Foster ha vuelto más de un mes antes de lo que auguraban las previsiones. La mala, además del baile constante de quarterbacks, es que no está claro cuanto tiempo va a tardar Foster en coger ritmo de competición. Su primer partido, fumble incluido, ha estado lejos de ser mediocre. Si se ajustan y consiguen ser competitivos, creo que pueden tener opciones teniendo en cuenta que los Colts han empezado bastante renqueantes. Y viendo como está la división, no creo que del sur se clasifique más de un equipo, por lo que todo se lo tendrán que jugar en los enfrentamientos directos.

Los Titans, tras su estelar debut en el que Marcus Mariota hizo un partido memorable, han bajado un poco a la tierra tras sendas derrotas, una en Cleveland y la otra en casa frente a unos Colts en baja forma. La mejor noticia para el equipo, sin duda, es que parece que han encontrado un quarterback que puede ser un jugador franquicia en toda regla que les dure muchos años. Hasta ahora Mariota ha demostrado una frialdad y una velocidad para soltar el balón que muchos quarterbacks veteranos quisieran. El chico es joven y aún comete errores y tiene que pulir muchas cosas, pero los detalles que ha demostrado hasta ahora, deben de tener muy ilusionada a su afición. Por otro lado el equipo tiene sus lagunas. Les está faltando un running back titular, en lugar de eso, están compartiendo balones entre 4 jugadores. Esa táctica te puede funcionar, pero a priori puede ser complicado. De todas formas, el objetivo de estos Titans no debería ser preocuparse por la off season. Tienen un qb joven a los mandos que necesita ganar experiencia y poco a poco ir rodeándose de armas con las que destrozar a los rivales. El objetivo de este año debería ser mantener sano a Mariota, ir ganando partidos para que suba la confianza del equipo y del proyecto, y en un par de años empezar a mirar hacia arriba. Con calma pero sin pausa.

Los Jaguars digamos que están un paso más arriba que los Titans. Ellos ya tuvieron su primer año de potencial quarterback franquicia el año pasado, y este año debe ser de ir asentando conceptos. De momento no han comenzado muy bien: derrotas ante Panthers, Patriots y Colts y victoria ante Dolphins. Las tres derrotas entran dentro de la lógica, pero la de los Colts escuece especialmente porque estuvo a dos FGs fallados, uno al final del partido y el otro en la prórroga, de que la victoria cayera de su lado. La victoria, viendo el inicio de los Dolphins, también es lógica. En las próximas jornadas los Jaguars se enfrentan a Bucs y a Texans, lo que podrían ser dos victorias. En caso de lograrlas, está claro que las aspiraciones del equipo van a mejorar, pero no los veo como aspirantes a play off. Tienen un calendario muy complicado y aún están en proceso de reconstrucción alrededor de Bortles, quien por cierto, están haciendo unos partidos muy interesantes lanzando balones en profundo con precisión y potencia. Me está gustando la evolución de Blake.

Y dicho todo esto, creo que los equipos que deberían llegar a play off, a día de hoy, deberían ser:

1.- New England Patriots
2.- Cincinnati Bengals
3.- Denver Broncos
4.- Indianapolis Colts
5.- Pittsburgh Steelers
6.- New York Jets

One thought on “Power Rankings AFC”

  1. Totalmente de acuerdo con tu análisis Javi, de hecho veo a los Jets muy fuertes y pueden que den una sorpresa, tienen un gran backfield con Ivory, Powel y Stacy, creo que son RBs de garantías, tienen a dos buenos receptores, uno profundo y otro que puede jugar por el slot, y lo más importante un QB de garantías (he visto a Fitzpatrick, o Fitzpaquete como le llamas tú xD, con la cabeza muy serena). Por parte de la defensa, la secundaria es brutal. A lo único que temo, es que al entrenador jefe le dé por poner a Geno Smith porque leí en algún lado que podría volver a jugar…

    Pero bueno, en este deporte todo son dinámicas y sensaciones, lo más importante es cuando llegue Noviembre, puesto que un equipo que esté bien en Noviembre y con opciones es un aspirante.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *