Resumen Jornada 1

Share on LinkedIn0Tweet about this on TwitterShare on Facebook3Email this to someoneShare on Google+0Pin on Pinterest0
Photo CC by Keith Allison
Photo CC by Keith Allison

Con la primera jornada ya en los libros de historia, es momento para hacer una rápida recapitulación sobre lo ocurrido en esta jornada inicial de la temporada 2015. Como es sabido, la fiesta se abrió el jueves con el tradicional season kick off. Los Patriots y los Steelers comparecieron en el Gillete Stadium de Foxborough minutos después de que se revelara la pancarta conmemorativa del cuarto título de los de Nueva Inglaterra.

El partido fue muy entretenido, y ambos equipos mostraron luces y sombras, lo normal en las primeras jornadas de competición. El ataque de los Patriots funcionó bastante bien. Brady jugó un partido prácticamente perfecto leyendo muy bien en todo momento a la defensa de los Steelers, a la que se vio muy desorganizada durante todo el partido, dejando a Gronkowski completamente solo en varias ocasiones. Si Gronk te la lía con cobertura individual y hasta en doble cobertura, dejarlo solo es poco menos que un suicidio: ahí están los números, 5 recepciones, casi 100 yardas y 3 TDs.

El otro pilar de ataque de los Pats fue Edelman, que continuó con el protagonismo que tuvo el año pasado. Me parece que el pequeño jugador, heredero natural de Wes Welker, ha superado al maestro y se ha convertido en otro arma imparable de los de Boston. El tercero en discordia del juego de pase de los Pats fue Amendola, al que Brady buscó en algunos momentos importantes y aportó el desahogo que necesitaba el ataque.

Por su parte, los Steelers no echaron mucho en falta a Bell. DeAngelo Williams hizo un partidazo y se fue a más de 120 yardas de carrera. El front seven de los Patriots, pese a contar con todos sus pilares, se mostó frágil en algunos momentos, hecho que aprovecharon los Steelers para ganar yardas a un gran ritmo. Pero en las yardas finales, esas que separan el TD del FG, los Patriots fueron fieles a su historia y supieron aguantar bastante bien a los de Pittsburgh. Especialmente importante fue un Goal Line stand en la que aguantaron todos los downs sin inmutarse.

Si decíamos que los Steelers no echaron en falta a Bell, no ocurrió lo mismo con Martellus Bryant. La ausencia del receptor hizo que el juego de pase se tuviera que concentrar más en Antonio Brown. Antonio estuvo bien marcado en los primeros compases del partido por Malcolm Butler, que tras las marchas de Browner y Revis se ha convertido en el primer CB del equipo. El jugador de segundo año estuvo muy pendiente de Antonio, obligando a la estrella de los Steelers a realizar algunas recepciones de altísimo nivel. A medida que el partido fue avanzando, el cansancio hizo algo de mella y Brown acabó yéndose a más de 100 yardas.

A falta de 2 minutos, los Steelers combinaron un último gran drive que terminó dejando las diferencias en unos escuetos 7 puntos. Creo que la distancia que se vió entre los dos equipos fue mayor que la puntuación final, pero también creo que los Steelers tenían ausencias más importantes que los Patriots y la defensa necesita jugar más tiempo junta y contra equipos que no inventen tanto como los Patriots, equipo con una variabilidad ofensiva tremenda y con un quarterback con una capacidad de lectura de defensas superior.

El domingo, como siempre, la oferta de partidos se disparó. En el horario de las 19:00 (siempre hora española), había duelos de gran interés: los Packers visitaban Chicago, Dolphins viajaban a Washington, los Browns a Nueva York para enfrentarse a los Jets, los Colts visitaban el noroeste del estado de Nueva York para enfrentarse a los Bills de Rex Ryan, los siempre competitivos Chiefs de Reid visitaban al equipo de Hark Knocks, Texans y en Saint Louis se enfrentaban los Seattle Seahawks contra los Rams de Fisher, que parece que está ante la última opción que le queda de que ese equipo funcione al nivel que se lleva esperando varias temporadas. Como el domingo tenía historias y solo podía ver uno, me decanté por este último, ya que tenía ganas de ver ese ataque de los Seahawks con Graham en la posición de tight end y también quería ver a la línea defensiva de los Rams en acción y a Nick Foles a los mandos del ataque. ¿Fue el éxito de Foles en los Eagles un resultado del sistema de Kelly? ¿O el quarterback tiene fuego en su interior?

El partido fue tremendo, con cambios de marcador, turnovers, TDs de retorno, intercepciones acrobáticas, buenas jugadas en ataque, fronts sevens impresionantes y hasta prórroga. El partido me deja una sensación curiosa. Tengo la impresión de que vi un gran partido defensivo pero los dos equipos superaron los 30 puntos. Pero bueno, vamos por partes.

Lo primero que me parece digno de destacar, es que la línea defensiva de los Rams ha empezado el año mejor que acabó la temporada pasada. Hasta 5 veces besó el césped Russell Wilson, experto funambulista al que es muy difícil ver en el suelo. A Lynch también lo tuvieron muy controlado en todo momento, y salvo una acción impresionante de Beast Mode en la que ganó 5 yardas extra con 4 tíos subidos a la chepa, el resto del partido sufrió muy buenos placajes y estuvo lejos de sus números habituales.

En cuanto a la defensa de los Seahawks, el front seven estuvo muy bien, con mención de honor para Bennet, a un nivel tremendo, pero creo que la secundaria evidenció la falta de Chancellor, que sigue de huelga hasta que no se solucione el tema de su renovación. Nick Foles hizo un gran partido, un poco emborronado por los dos fumbles, pero siendo justos, no creo que ninguno de los dos fuera mucha culpa suya, son cosas que pueden pasar. A mi el quarterback me dio muy buenas sensaciones. No tuvo miedo cuando le venía la carga, supo aguantar hasta que su objetivo se quedaba libre y, en general, movió bastante bien el balón. Hay una jugada en la prórroga en la que acaba tirando el balón fuera, en la que no vio que uno de sus receptores estaba completamente solo en el centro, pero por otro lado, hizo algunos pases de una gran calidad. Hay uno en especial que lanza a Britt a la cobertura de Richard Sherman, que fue perfecto. Pero el drive que se marcó para empatar el partido a falta de 2 minutos con toda la presión encima después del segundo fumble, es tremendo, con varias situaciones de terceros downs largos que solucionó sin inmutarse.

En cuanto a Jimmy Graham, me parece que hizo un partido bastante bueno, ya no solo en recepciones o el touchdown, sino protegiendo a Wilson (y eso que se comió una pila de sacks). Vi mucha participación también del resto de receptores de los Seahawks que estuvieron también bastante bien. Al final la cosa se decidió por pequeños detalles en la prórroga. Que por cierto, y para crear un poco de polémica, la jugada que cierra el partido es un 4th y corto, al estilo de la última jugada de la SB del año pasado, y esta vez se la juegan con Lynch. El running back fue detenido perdiendo una yarda. Vale si, no son los mismos equipos, no es la misma situación etc etc, pero bueno, para los que siguen (seguimos) creyendo que de haberle dado el balón a Lynch la Super Bowl habría tenido otro dueño, nunca podremos saberlo.

Creo que a los dos equipos les faltan cosas por pulir. A los Seahawks ya les conocemos y sabemos que van a estar ahí, pero parece que los Rams han dado ese paso adelante que tanto se les demandaba, tanto en ataque como en defensa. Si a esta división le sumamos los Cardinals, que llevan ya un par de años jugando bien y el domingo hicieron otro gran partido y que los Niners aplastan a los Vikings con Carlos Hyde en plan estelar, puede que estemos ante la mejor división de la liga. Y la llamaban NFC Worst hace no tanto …

Otro partido que me parecía muy interesante era el duelo de primeras rondas del draft que se disputó el domingo en Tampa Bay. Los Bucs del número 1 Jameis Winston, recibían a los Titans del número 2 Marcus Mariota. Las apuestas estaban divididas, aunque el factor campo y el que fuera el número uno, daban como favorito a los de Jameis. Pues mira tú por donde que la cosa no pudo empezar más alejada de la realidad. El primer drive del partido correspondió a los Titans de Mariota, que demostró muchas de las virtudes que los Titans vieron en él para draftearlo en segunda posición, un poco sorprendentemente, porque no estaba claro que fuera a ser el número 2: demostró tranquilidad, buena visión de juego, mucha velocidad para soltar el balón y buena precisión y potencia de brazo.

También demostró mucha habilidad realizando play actions. Hubo varias que hicieron muchísimo daño a los Bucs. Y así, en unos pocos minutos, el amigo Mariota conectó un par de pases para más de 70 yardas y un TD. ¿Y qué hizo Mariota para celebrar el primer TD de su carrera? Nada. Ni levantó un puño ni corrió. Frialdad absoluta y a pensar en el siguiente drive. La verdad es que me impresionó la compostura del jugador. Me llamó también la atención que Mariota estuvo en todo momento jugando desde el pocket, que por lo que decían los expertos antes del draft, que Marcus era un quarterback móvil, mientras que Jameis era más pocket passer típico. A Mariota se le vio muy cómodo en todo momento moviendo las riendas del equipo. No en vano, se convirtió en el primer jugador que conecta para 4 TDs en la primera parte de su primer partido de profesional. Está claro que el jugador es rookie y que le vendrán tiempos peores, pero las sensaciones que dejó en su  primer día son inmejorables. ¡A ver si ahora hay que apuntar a los Titans como uno de los equipos a seguir!

En cuanto a Jameis, las cosas fueron muy distintas para el número 1 del draft. Yo no diría que tuvo un partido nefasto ni horrible. Diría que tuvo un primer día normal para un quarterback rookie. Muchos fallos tontos, y algunas cosas positivas. Para resumir las cosas malas, su primer pase en un partido oficial terminó en un pick six, que después del punto extra, dejó las diferencias en 14-0 cuando solo se llevaban 5 minutos de partido. Algunas cosas que se le vieron y que son las que los expertos llevan tiempo diciendo que son el peligro del jugador: las intercepciones. Especialmente el cómo las lanza. Es como si le diera un poco igual lo que se mueve alrededor del receptor al que está esperando. Ha decidido que va a pasar ahí y lo va a hacer y punto, da igual que esté rodeado por 3 defensas. Así se produjeron las intercepciones y alguna casi-intercepción.  Es un punto en el que el cuerpo técnico de los Bucs va a tener que trabajar mucho.

En cuanto al resto de los Bucs, a la defensa se la vio un poco flojilla. No pusieron en muchos apuros a lo Titans. Doug Martin parece que está volviendo a mostrar signos que recuerdan al jugador de su año de rookie. Viene de una buena pretemporada y sabe que está en su año de renovación. Otra temporada como las dos últimas, y podemos estar hablando del nuevo Trent Richardson. Los Bucs también notaron la ausencia de Mike Evans, aunque Seferian-Jenkins estuvo a buen nivel y se anotó un par de touchdowns. El veterano Vincent Jackson también fue objetivo de Jameis durante varias fases del partido. Creo que cuando Evans vuelva, Winston tendrá a su disposición uno de los tridentes más potentes de la liga. Tiene que aprovechar ese cuerpo de receptores para ir sintiéndose seguro y mejorar semana a semana. Tiene tiempo y el ser el número 1 del draft debería darle cierta tranquilidad de saberse el dueño del puesto por muy mal que lo haga.

En el resto de partidos, muchas cosas interesantes. El siempre interesante partido entre Cowboys y Giants, se saldó con la victoria sobre la bocina de los de Dallas. Romo volvió a demostrar que clase de jugador es y está dejando en el pasado toda aquella fama infundada de jugador que falla en los momentos importantes. Como contrapunto, la lesión de Dez, que se rompió un hueso del pie y que será baja entre 4 y 6 semanas enfrió un poco los ánimos de los de la estrella. Por parte de los Giants, mala actuación de Eli, que repercutió en los números de Beckham, que hizo un partido flojísimo.

Otra de las grandes noticias de la liga es la potencia de la AFC East, que confirmó lo que ya se le presuponía, y todos los equipos ganaron sus partidos fuera de la división. Los que peor lo pasaron fueron los Dolphins, que se las vieron y desearon para ganar a los Redskins, que parten con la vitola de ser uno de los peores equipos de la liga. Los Bills de Rex Ryan empezaron destrozando a los Colts, que al final maquillaron un poco el marcador. Grandísima actuación de la defensa y de Percy Harvin en enésima resurrección, veremos cuanto le dura. Sammy Watkins, primera ronda del año pasado de los de Buffalo, fue mero espectador de la victoria, que se asentó más en la defensa y en el juego de carrera que en el de pase. Los Jets, por su parte, se impusieron a otro de los equipos con pocas esperanzas, los Cleveland Browns. La lesión de McCown permitió que Johnny Manziel se pusiera a los mandos y que lograra el primer TD de pase de su carrera. El equipo ha confirmado que el jugador será titular en el próximo partido, una nueva oportunidad de que el jugador demuestre si puede tener un hueco en la liga o no.

En el partido de Denver, los Broncos y los Ravens dieron una demostración de lo que es defender. Los dos ataques se quedaron completamente secos, y si Peyton Manning tuvo un día para olvidar, lo de Flacco ya roza lo absurdo. Como nota negativa, los Ravens vuelven a perder para todo el año a T-Suggs, su mejor hombre de la defensa, al igual que les ocurriera hace un par de temporadas. Los Broncos se acabaron llevando el partido, pero el debate sobre el quarterback ya está abierto y el reloj de arena está girado. Un par de actuaciones como la de este fin de semana, y las cosas se pueden poner feas para el 18 de los Broncos. Aunque no olvidemos que el año pasado, otro QB era tildado de estar mayor después de un Monday Night en Kansas. Desde ese partido volvió a la senda de la victoria y terminó alzando su cuarto Lombardi y su tercer MVP de la Super Bowl. Es verdad que lo de Peyton no es de este año, pero cuando hablamos de un jugador de ese nivel, es mejor ser prudentes y no darlo por muerto de antemano.

Del resto de partidos, y a modo de resumen rápido: parece que los Saints siguen igual de perdidos; los Texans pasaron de estar completamente machacados a mitad de partido a maquillar un poco el resultado después de un cambio de quarterback que no hace sino aumentar las dudas del ataque en su enfrentamiento contra los Chiefs, que demostraron que siguen siendo un equipo a tener en cuenta;  los Niners vuelven a demostrar su capacidad para reinventarse después de la tremenda cantidad de bajas que han tenido en todas las áreas; los Packers siguen a los suyo y los Bears también a lo suyo, y me temo que así seguirán mientras Cutler siga a los mandos; con Julio en el campo todo es posible, pero los Eagles tienen razones para la esperanza.

Y hasta aquí llego hoy. Me he centrado más en los partidos que vi, que como podéis ver no han sido muchos, pero voy a ver si para las próximas semanas hago esto un poco más llevadero porque igual no es muy útil escribir textos tan largos. Mejor dar pinceladas de los partidos. Buena semana a todos! Y estad al loro, que en dos días Thursday Night Football!

One thought on “Resumen Jornada 1”

  1. Gracias por la crónica!

    La defensa de Denver fue brutal, el partido se ganó gracias a ellos porque si es por Payton, madre mía, ¿por qué no se ha retirado ya el pobre? todo lo que puede hacer son micropases, en cuanto intenta soltar el brazo adiós a la precisión … pero es que es normal, está muuuy castigado.

    Y muy buen partido de los niners ante unos decepcionantes Vikings, gran defensa y buen sentido común en el ataque; me sorprendió Hyde con esos cuts y acelerones tremendos, veremos como siguen.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *