¡Se abrió el festival!

Share on LinkedIn0Tweet about this on TwitterShare on Facebook5Email this to someoneShare on Google+0Pin on Pinterest0
Photo CC by  Football Schedule
Photo CC by Football Schedule

¡Damas y caballeros!¡Niñas y niños!¡Pasen y vean el mayor espectáculo de la temporada (con permiso de los play off)!¡Ya está aquí, ya llegó! ¡LA AGENCIA LIBRE! Así es amigos, ayer se abrió de manera oficial el mercado de fichajes de la NFL, el mes más apasionante de la off season, el mayor oasis del desierto y, como cada año, la apertura fue en tromba. Vamos a ver qué nos deparó el primer día de movimientos.

Si hace unos días era Maurice Jones-Drew el que se retiraba, una hora antes de que se abriera de manera oficial el mercado de fichajes, un Patrick Willis muy emocionado, compareció ante la prensa en San Francisco para anunciar su retirada de los terrenos de juego. Han sido ocho temporadas inolvidables en las que el jugador lo ha dado todo durante todos y cada uno de los partidos en los que ha saltado al turf. Prueba de ello es que en esas ocho temporadas ha sido elegido 7 veces para disputar la Pro Bowl, ha sido 5 veces All-pro y ha entrado dos veces en el top 10 de mejores jugadores de la liga. Buena suerte Patrick, y te veremos en el HOF.

En cuanto a los movimientos que se han producido en las primeras horas, dos de los más importantes afectaban a los dos equipos que disputaron la última Super Bowl. Darrelle Revis pone rumbo a la que fuera su casa durante sus primeras seis temporadas, los New York Jets, después de que los Patriots no ejercieran la opción de 20 millones que tenían para que el cornerback permaneciera en el equipo. El jugador, después de su periplo de dos años en los que ha sacado mucha pasta y una Super Bowl, vuelve a donde empezó para seguir forrándose otro poco más: firma 5 años por 70 millones y 39 garantizados. El genio de las finanzas. Pero bueno, esto era un secreto a voces.

Photo CC by  WEBN-TV
Photo CC by WEBN-TV

Uno de los grandes noticiones, para mí, el más grande hasta que me enteré del que comentaré más tarde, es el trade entre los New Orleans Saints y los Seattle Seahawks. Los Saints mandan una cuarta ronda del draft y a Jimmy Graham, su gran pilar del ataque, a los Seahawks, a cambio de la primera ronda de esta temporada (elección 31) y del center Max Unger. Este tipo de movimiento es el que lo enciende todo y el que comienza a hacer saltar alarmas, habladurías, posibilidades y especulaciones. ¿Dónde coloca esta adquisición a los Seahawks? Ya lo veremos, ahora solo vamos a hablar de los movimientos que ha habido, pero me parece que el cambio es muchísimo mejor para los Seahawks que para los Saints, que ya de por sí estaban bastante mal. ¡Brutal!, me estoy recuperando todavía. Habrá que ver como queda la secundaria del equipo para el año que viene, pero ¡vaya miedito!

Otro fichaje confirmado es la marcha de Frank Gore a los Colts. El running back, el alma del ataque de los Niners durante muchas temporadas, llega a Indianapolis a hacer olvidar que una vez perdieron una primera ronda del draft por un tipo llamado Trent Richardson. Creo que es un muy buen movimiento. Gore, pese a haber superado la treintena, es un jugador muy fiable que seguro descargará un poco la responsabilidad absoluta que ha estado asumiendo Luck durante las últimas 3 temporadas. No es un fichaje que les ponga como favoritos a la Super Bowl, pero es un paso en la dirección correcta.

Después de que los Lions dieran vía libre a Suh para que se buscara la vida, los de Detroit tampoco han tardado mucho en buscarle un sustituto: Haloti Ngata abandona los Baltimore Ravens rumbo a la ciudad de los coches y el equipo dirigido por John Harbaugh recibe a cambio una cuarta y una quinta ronda del draft. Reemplazar a Suh por Ngata es salir perdiendo, pero los Lions no estaban dispuestos a dejarse el dineral que parece que se van a gastar, presumiblemente, los Dolphins, y consiguen un jugador de galones, que ha logrado una Super Bowl y que puede enseñar a ese vestuario el nivel de sacrificio que hace falta para hacerse con el Lombardi. Yo soy de la opinión, que invertir en jugadores veteranos que han ganado el Lombardi, siempre es una opción muy buena, incluso diría que obligatoria.

Photo CC by  Keith Allison
Photo CC by Keith Allison

Otros movimientos interesantes son el despido de Harvin, que es agente libre y veremos donde acaba (se especula con los Patriots), la adquisición de Jeremy Maclin por parte de los Kansas City Chiefs, que me parece muy acertado ya que refuerzan de este modo el que posiblemente sea el peor cuerpo de receptores de la liga. Siguiendo con receptores, Torrey Smith sigue los pasos de Anquan Boldin y aterriza en San Francisco. Movimiento interesante ahora que es casi seguro que Crabtree abandonará el barco.

A falta de rubricar el contrato, Shane Vereen pone rumbo a la Gran Manzana, donde ha alcanzado un acuerdo con los Giants. Otro de los nombres que más ha sonado, Julius Thomas, ha alcanzado un acuerdo con los Jaguars. De entre los nombres ilustres que aún hay disponibles, el más importante de todos, Suh, parece que está a un paso de firmar con los Dolphins, pero todavía no hay nada hecho. El baile de running backs, salvo cosas puntuales como Vereen y Gore, aún no ha comenzado, y parece que todo el mundo está pendiente de como se resuelva el contrato de DeMarco Murray. Parece que los Cowboys están negociando con él, pero no se acaban de poner de acuerdo. Creo que una vez que se firme, otros cuantos ilustres empezarán a buscarse las castañas. Se especula por ejemplo que en caso de que DeMarco se marchara de los Boys, los tejanos irían a por Spiller. Y el nombre de Adrian Petterson sigue sobrevolando por encima de todo el mundo del football. Veremos como acaba esa historia.

Y he querido dejar para el final un movimiento que me ha dejado muy sorprendido. Para mí, el gran bombazo de la agencia libre. Vale, a nivel de nombres, no está al nivel de lo de Graham, pero el cambio de cromos que se ha producido entre Rams e Eagles, me ha pillado a contrapié totalmente. Sorpresón absoluto. Quizá para los aficionados de estos equipos no haya sido tan sorprendente, pero yo no me lo creo todavía. Necesito que alguien me lo explique. Pero bueno, para los que no sepáis de que hablo: Nick Foles, una cuarta ronda del draft de 2015 y una segunda de 2016 se van a Saint Louis y, a cambio, los Rams empaquetan (nunca mejor dicho) a Sam Bradford y una quinta ronda de 2015 con destino a Philadelphia.

Photo CC by  Jeffrey Putman
Photo CC by Jeffrey Putman

¿Por qué es sorprendente? Para empezar, porque un cambio de quarterbacks, es bastante extraño. No suele ocurrir tanto. Si pensáis que lo del año pasado de los Jets y los Eagles de Vick por Sánchez fue un cambio directo, no os engañéis, aquello fue que cada uno firmó en un momento dado por otro equipo y ya está. Casualidad que coincidió que fueran equipos cruzados. Esto sí que es un intercambio en toda regla. ¿Quién creo que sale ganando? No tengo ningún tipo de duda: los Rams. De todas todas. Para empezar, se quitan de enmedio a un señor que cobra 13 millones al año (Bradford fue el último número 1 del draft que se aprovechó de los contratos demenciales que se daba antes a los rookies), y que las dos últimas temporadas se las ha pasado mirando los partidos desde la grada por lesión. Bradford tampoco ha demostrado grandes cosas. Ha combinado partidos muy buenos con partidos muy malos. Nadie sabe dónde está exactamente ni de lo que es capaz. Y lo que es peor aún, no sabemos como volverá después de las dos lesiones de rodilla que ha sufrido. Esto también supone un problema desde el punto de vista de la durabilidad.

Foles, por su parte, es un jugador que hizo una primera (media) temporada memorable, y que el año pasado sufrió una pájara y luego una lesión que le apartó de los terrenos de juego durante el resto del año. Puede no ser Aaron Rodgers, pero es un jugador joven con un contrato muy bajo durante las próximas dos temporadas, con lo que los Rams han ganado un espacio de salary cap tremendo y, desde mi punto de vista, ganando más calidad. Nick Foles tiene un ratio TD/INT de más de 2,5:1. Para haberlo hecho en sus dos primeras temporadas, estamos hablando de cosas muy serias. Y para acabar de mejorar las cosas, los Rams salen incluso ganando en el cambio de rondas del draft: una cuarta y una segunda por una quinta (Are you f****** kidding me?????)

Para verlo un poco más claro: Fisher dijo hace poco que estaban encantados con Bradford y que iban a apostar por él a muerte. Cuando apareció el “gurú” Kelly a negociar por Bradford, le faltaron segundos para ponerle el lacito y mandarlo en paquetería urgente. Vamos, que le habría llevado él mismo en su coche de punta a punta del país con tal de quitárselo de en medio.

Esto me abre otro interrogante sobre el “gurú”. De acuerdo, el hombre ha logrado dobles dígitos de victorias en los dos años que lleva al frente de Philadelphia. El año pasado se cargó a Jackson. Este año, en el que le han dado la posición de GM, el hombre se ha puesto a tope y se ha cargado a McCoy y a Foles. Si yo fuera General Manager de algún equipo de la liga, estaría llamando cada 5 horas a Kelly para ver si me puedo aprovechar de los precios locos del mes antes de que se quede sin plantilla a la que cargarse. Luego quizá los Eagles se convierten en una apisonadora, ganan todos los partidos, ganan la Super Bowl y yo tengo que reestructurar la web y convertirla en una web culinaria, pero a día de hoy, creo que los Eagles le han dado las llaves del Mercedes a un tipo sin carnet de conducir y que se cree piloto de fórmula 1. El tiempo dirá. Pero, ¿y lo bien que nos lo pasamos con el gurú ….?

¡Viva la Agencia Libre!¡Pasen y vean!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *