Super Bowl 50

Share on LinkedIn0Tweet about this on TwitterShare on Facebook3Email this to someoneShare on Google+0Pin on Pinterest0

Hola a todos y bienvenidos a esta: la última entrada de la temporada 2015. Al menos en cuanto a rigurosa actualidad, porque tengo pensado escribir otra entrada de cierre de temporada en la que analizar un poco cómo ha sido el año, que creo, como ya sabréis si leisteis la famosa entrada, que me ha parecido “algo” flojilla. Pero hoy no hay que quitarle ningún protagonismo a los dos finalistas. Así que hablemos de la Super Bowl de Santa Clara entre los Denver Broncos y los Carolina Panthers.

La final entre los dos mejores equipos de la temporada se presentaba, según la mayoría de expertos y aficionados, como un duelo muy desequilibrado en el que los Broncos no tendrían ninguna posibilidad ante la apisonadora liderada por CaMVP Newton y la pareja de linebackers Kuechly-Davies. No obstante, los Broncos llegaban después de dar la sorpresa frente a los Patriots (si podemos llamar sorpresa a que el primero de conferencia gane en casa la final de conferencia), y con la moral por las nubes.

Ambos equipos llegaban como los mejores de sus respectivas conferencias, los Panthers como mejor ataque y una defensa top 5 de la liga, mientras que los Broncos tenían la mejor defensa pero con un ataque lejos de las exigencias de una Super Bowl. Creo que la imagen mental de los aficionados era que ataque de Panthers vs defensa de Broncos: duelo igualado; ataque de Broncos vs defensa de Panthers: favorable a los Panthers. Eso debería de haber marcado las diferencias. Ahora bien, un detalle que pocos tuvimos en cuenta era que una buena defensa puede amargar la vida al mejor de los ataques. Y hay otro detalle por el que yo también soy de la opinión de que las defensas ganan campeonatos, al menos Super Bowls, y es que creo que los nervios afectan más al ataque que a la defensa. Atacar requiere de cierta habilidad que puede ir mal con los nervios: lanzar un buen pase, hacer una recepción o llevar el balón bien asegurado; mientras que la defensa (no estoy diciendo que sea más sencillo o no tenga mérito) se basa en destruir, y creo que esa faceta del juego se ve menos perjudicada por los nervios.

Hablando del partido en sí mismo, creo que la clave de todo tuvo lugar en los primeros drives del encuentro. En la primera posesión del ataque de Denver, los Broncos se cruzaron el campo a base de pases cortos de Peyton Manning que puso los primeros 3 puntos en el marcador. Ese fue el mejor drive de los Broncos en todo el partido. Un FG de ventaja está claro que no es una distancia insalvable, pero creo que sirvió de toque de atención a los Panthers, que vieron que los Broncos iban a ir sin miedo ante esa gran defensa y lo que es más importante, que tenían capacidad de llegar (aunque luego se demostró que no era tan así). La segunda jugada clave, y la que puso definitivamente a los Panthers contra las cuerdas, al menos moralmente, fue el fumble de Von Miller que terminó en TD. Con +10 y ante esa defensa, las cosas se ponían muy cuesta arriba para los de Carolina.

En ese momento, cuando parecía que a los Broncos les bastaba con ir a FGs para llevarse el partido, tuvo lugar el punto de ruptura que estaban esperando los Panthers: a Talib se le empezó a ir de las manos y se puso a hacer faltas absurdas, y los Panthers anotaron su único TD del partido. Pero todo quedó en espejismo. La defensa de los Broncos volvió a demostrar de lo que es capaz y no dejó que los Panthers entraran en el partido. La carrera de Carolina no funcionó. Tan solo Cam Newton fue capaz de correr con el balón, pero lo hizo en muy contadas ocasiones, mientras que su backfield se estrellaba una y otra vez contra la DL de Denver. Hablando de números, Newton sufrió 7 sacks y sufrió la mayor cantidad de golpes de toda la temporada. DeMarcus Ware y Von Miller estuvieron soberbios durante todo el partido. El MVP del partido recayó en Miller porque fue el que forzó más turnovers y porque estuvo omnipresente: haciendo sacks, fumbles, cubriendo a receptores; la segunda elección del draft en el que Newton fue el número 1, dio un recital de los que hace tiempo que no se ven. Aún así, Ware también estuvo magistral.

Cerca del final del partido, los Broncos forzaron otro fumble en la red zone de Carolina que terminó con el primer TD ofensivo del partido por parte de los Broncos, que terminó de finiquitar el duelo. Un partido más bien malo, como casi todas las finales. Muchos 3&out, porcentajes bajísimos de conversión de terceros downs, los quarterbacks en malos números, los Broncos son los campeones de Super Bowl con menor número de yardas de ataque de toda la historia, pero tensión hubo para aburrir. Dos grandísimas defensas que amargaron a unos ataques que salvo en el primer drive del partido y el del TD de los Panthers, pasaron inadvertidos durante todo el choque. La diferencia: que los Broncos forzaron más turnovers, fueron capaces de anotar y dieron mejores posiciones de inicio de drives a su ataque.

De todo esto, lo que me hace gracia o me gusta, y hasta en cierto modo es justicia divina, es que Peyton Manning ha logrado su segunda Super Bowl el año en el que menos ha aportado en toda su carrera. La actuación del quarterback creo que se ha resumido en intentar no liarla. Que fuera la defensa la que se hiciera cargo, y eso le ha valido su segundo Lombardi, que hace que a nivel de títulos se pueda ir con la cabeza bien alta (si es que no se podía irse ya con la cabeza bien alta después de la gran carrera que ha tenido, o está teniendo, que no se sabe qué va a hacer). Digo que me parece de justicia divina porque creo que Peyton se ha visto muy perjudicado a lo largo de toda su carrera por las defensas que ha tenido a su lado. Eran equipos en los que él tenía que asumir todos los galones y tirar del equipo, porque sabía que la defensa era incapaz de frenar. Me parece estupendo que haya sido una defensa la que le haya proporcionado este título.

Y poco más que añadir, simplemente que los Broncos son justos vencedores y ya sea con o sin Manning, esa defensa tiene argumentos de sobra para seguir peleando por el título durante los próximos años. Enhorabuena a John Elway por la parte que le toca. Creo que tenía muy claro lo que quería y ha logrado conjuntar un bloque defensivo poderosísimo que amenaza con sembrar el terror en la AFC durante los próximos años. Al final, la victoria se fue para Denver: 24-10. Enhorabuena por el título y que se vayan preparando, que ahora todas las miradas están puestas en las Rocosas.

 

One thought on “Super Bowl 50”

  1. Partido malo de los ataques pero en cambio fue un gran partido en las defensas; es una pena que se generalice en partido malo si los ataques no han estado bien.

    Creo que Carolina subestimó el poder defensivo de Broncos, no se creyeron que los pudieran colapsar tanto y no prepararon plan B; parece mentira que en toda una final de Superbowl, con lo díficil que es llegar ahí, no se preparen al límite.
    Justo vencedor Denver, y queda claro que el QB no lo es todo en este deporte 😉

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *